Mosquito hembra
Mosquito hembra de la especie Aedes aegypti Agencia Sinc /Alex Wild

La sangre de los vertebrados contiene los nutrientes necesarios para la reproducción de esta especie. Atráidas por el olor del dióxido de carbono emitido en la respiración y de los ácidos prensentes en el sudor, las hembras encuentran en los humanos la mejor fuente de alimentación para poner sus huevos.

La especie Aedes aegypti ha sido investigada, debido a su peligrosidad en la transmisión de enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla. Este trabajo podría ser un gran avance en la creación de repelentes que eviten, eficazmente, el contagio de enfermedades infecciosas transportadas por estos vectores.

"Cuando se elimina el gen, el insecto pierde su capacidad de respuesta ante los ácidos volátiles y, en consecuencia, aproximadamente el 50% de su atracción por los humanos" declara a Sinc el neurobiólogo Matthew DeGebbaro, cabeza del descubrimiento publicado por la revista Current Biology.

En el proceso de investigación se eliminó de los mosquitos el gen Ir8a a través del sistema de edición genética CRISPR-Cas9. A continuación, se colocaron mosquitos sin el gen y otros salvajes alrededor del brazo de un voluntario. Finalmente, los insectos mutantes no presentaron interés alguno por él en los primeros minutos, mientras que el segundo grupo acudió a su piel provocándole varias picaduras.