Aeropuerto de Viena
Aeropuerto de Viena AEROPUERTO DE VIENA - Archivo

Iberia celebra el 50 aniversario de sus vuelos a Múnich y Viena por ello lanzará una subasta de vuelos para viajar a ambas ciudades a partir de 25 euros ida y vuelta por los que se podrá pujar durante 48 horas.

Además, Iberia va a promover ambos destinos a través de su blog MeGustaVolar y con la recomendación de Vocabulario para usar en Múnich y Viena a través de sus Instagram Stories.

Múnich es uno de los seis destinos del Grupo Iberia en Alemania. En 2019, ofrecerá más de 329.000 asientos en sus vuelos entre Madrid y la capital de Baviera, cerca de un 5,20% más que el año anterior.

Por su parte, Viena es la piedra angular de la oferta de Iberia en Europa Central, donde también vuela a Praga y Budapest. La compañía aérea pondrá cerca de 339.000 asientos en la ruta Madrid-Viena este año, un 10% más que en 2018.

50 años volando

El 1 de abril de 1969, la aerolínea inauguró sus vuelos entre Madrid y Viena, con escala en Barcelona y Múnich. Operada con un avión DC9 con capacidad de 102 a 110 pasajeros, el vuelo partía de Madrid a las 8 horas y, tras hacer escala en Barcelona y Múnich, aterrizaba en el aeropuerto de Viena a las 13:15 horas.

El vuelo de vuelta salía de Viena a las 14:00 horas y aterrizaba en el aeropuerto de Barajas a las 19:05 horas. La ruta estaba programada cuatro días a la semana: los martes, jueves, sábados y domingos.

Medio siglo más tarde, Iberia ha reforzado su apuesta por ambas ciudades. En la actualidad, ofrece tres vuelos diarios sin escalas de Madrid a Múnich y a Viena con aviones A320, que pueden acomodar entre 141 y 200 pasajeros repartidos en las cabinas de clase Business y Turista.

La duración del vuelo varía entre las 2 horas y 35 minutos en el vuelo de ida y las 2 horas y 45 minutos del vuelo de vuelta en el caso de Múnich, mientras que a Viena el tiempo de vuelo es de unas 3 horas y 10 minutos.