El bebé prematuro más pequeño del mundo
Amillia, el bebé más prematuro que ha sobrevivido. (ARCHIVO) ARCHIVO

Cada vez sobreviven más niños de los nacidos de manera prematura gracias a los avances médicos, aunque un tercio de éstos sufre problemas cognoscitivos durante su desarrollo y en la edad adulta, según un estudio elaborado por universidades y hospitales franceses.

Cuanto más prematuro es el nacimiento, menos maduros están los sistemas del organismo

En Europa, alrededor de un 10% de los bebés nace antes de la semana 37 de gestación (a partir de entonces se considera que el plazo del alumbramiento es normal). De ellos, entre el 1,1% y el 1,6% nace antes de la semana 33 y los hay, incluso, que nacen en la semana 24, aunque los fetos tienen muchas posibilidades de supervivencia desde la semana 26 a la 24, escribe Marta Ricart en La Vanguardia.

El estudio, publicado en la revista The Lancet, señala que los niños prematuros tienen problemas de neurodesarrollo en un mayor porcentaje que el resto y que cinco años después de su nacimiento las deficiencias siguen presentes, lo que les hace requerir mayor atención médica o psicológica.

Más de 3.500 bebés analizados

Los responsables de la investigación analizaron a 2.904 bebés nacidos entre las semanas 24 y 32 de gestación y compararon los datos con otros 667 niños nacidos entre las semanas 39 y 49. Cinco años después, el 39% de los niños prematuros tenía deficiencias por sólo el 11% de los nacidos en las semanas 39 y 40.

"El problema es que, cuanto más prematuro es el nacimiento, menos maduros están los sistemas del organismo del bebé" asegura al diario Eduard Gratacós, jefe de medicina maternofetal del hospital Clínic de Barcelona.

Según los médicos, es mucho más importante el tiempo de gestación que el peso para establecer el riesgo de sufrir secuelas.