IMEO

Cabonero ha participado en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Social (SEPS), celebrado en el Palacio de Congresos y Auditorio de La Rioja, Riojaforum, dentro de la mesa 'Obesidad: causa y consecuencia de la vulnerabilidad en la infancia'.

En declaraciones a Europa Press, ha explicado cómo "los primeros momentos" en la introducción de alimentos, cuando el niño deja de ser lactante, "son vulnerables".

"La obesidad infantil se manifiesta, principalmente, en las primeras etapas", ha dicho. Así, ha señalado, "las tasas más altas de obesidad se manifiestan en la transición de la lactancia a los nuevos alimentos".

A su juicio, "hay una falta de medidas de atención temprana" en ese momento, en la edad de cero de tres a años.

"Hay una falta de información a la familia", ha dicho al tiempo que ha señalado que "hablamos tanto de cantidad como de calidad de lo que comemos".

Ha explicado que "igual que se habla de transmisión de la pobreza, también se transmiten los hábitos alimenticios de padres a hijos" y "como comemos no es neutro en función de la clase social".

En este sentido, ha dicho que el grupo social afecta a las pautas de consumo, tanto en la obesidad como en el infrapeso, y ha creído que la escuela es el lugar donde se puede igualar "poniendo atención a la nutrición en el currículum escolar".

La obesidad está relacionada con la alimentación pero, también, con la aceptación del cuerpo y "hay padres que no tienen claro cómo afrontar estas pautas".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.