Rufina Padilla
Rufina Padilla estudia en un centro de enseñanza para adultos, y hasta hace tres años era analfabeta (FOTO: J. PARÍS) JORGE PARÍS

Es un derecho universal, pero la educación todavía no es accesible para todo el mundo. En la región aún hay 40.400 analfabetos (personas de más de 16 años que no pueden leer ni escribir o que sólo son capaces de reconocer números o su propio nombre), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al último trimestre de 2007.

Son tantos como toda la población de municipios como Pinto o Colmenar Viejo, y la mayoría (tres cuartas partes) son mujeres. Aún así, la tasa madrileña de analfabetismo, 6,7 personas por cada mil habitantes, es inferior a la del conjunto de España (19,8 por mil).

La región es la cuarta autonomía con menos proporción de personas que no saben leer
La región es la cuarta autonomía con
menos proporción de personas que no saben leer. Únicamente tienen un porcentaje inferior La Rioja, navarra y el País Vasco. Dentro de los iletrados hay "todo tipo de gente", según Eduardo Cabornero, director del Centro de Educación de Adultos (Cepa) de Entrevías (Puente de Vallecas).

"El 70% son personas mayores, con una media de edad de 70 años; en su mayoría viudas que no pudieron estudiar porque tuvieron que ponerse a trabajar desde jóvenes y que ahoraque no están sus maridos tienen que desenvolverse ellas solas", apunta Cabornero.

También gitanas jóvenes

Otro 20% está compuesto de inmigrantes, especialmente marroquíes y subsaharianos. El 10% resptante son gitanas jóvenes, ya que "esta etnia nunca ha visto en la escuela una institución útil para la vida", destaca Valentín martínez Otero, psicólogo y pedagogo.

Aunque la tendencia es que cada vez haya menos analfabetismo (en cinco años se ha reducido a la mitad), los expertos creen que la cifra todavía es "alarmante" y afirman "que no debemos estar satisfechos hasta erradicarlo completamente", subraya Martínez-Otero.