El puente de la carretera Tudela-Tarazona podría ponerse en servicio la semana d
El puente de la carretera Tudela-Tarazona podría ponerse en servicio la semana d GOBIERNO DE NAVARRA

De cumplirse el nuevo calendario de obras sin que surja ningún imprevisto, la apertura de la carretera N-121-C, en el tramo entre Tudela y el Hospital Reina Sofía, así como de la Autovía del Ebro (A-68), que discurre bajo el puente en reparación, se adelantaría en dos semanas a la fecha inicialmente prevista, semana del 29 de abril. El coste de las obras de reparación asciende a 271.650 euros, ha informado en un comunicado el Ejecutivo foral.

El pasado jueves se colocaron las 20 vigas de hormigón que conformarán el nuevo tablero del puente, a lo que ha seguido el encofrado y armadura de la losa y la conexión con el tablero de la pasarela peatonal, que no fue demolida. Estas labores, además del hormigonado, tienen una duración de cinco días y el tiempo mínimo de curado para que este alcance la resistencia característica mínima solicitada, previa a la pavimentación con aglomerado asfaltico, es de siete días; fechas en las que se aprovechará para instalar el nuevo pretil metálico de contención lateral.

El Gobierno de Navarra declaró el 21 de febrero la emergencia de las obras de reparación mediante una resolución del director general de Obras Públicas, tras el accidente ocurrido el 16 de febrero, por el que un camión que transportaba una retroexcavadora golpeó el puente de la carretera N-121-C (carretera Tudela-Tarazona) afectando gravemente a las vigas de la infraestructura. Las obras de demolición y reconstrucción del puente fueron adjudicadas a la empresa Construcciones y Excavaciones Erri-Berri, S.L.

Los trabajos de demolición del tablero y retirada de las vigas dañadas del vano afectado comenzaron el día 19 de febrero. Al día siguiente, se iniciaron las labores de desescombro y retirada del material, así como de limpieza de la calzada, permitiendo así el paso por la calzada de la autovía A-68, sentido Logroño y, también, por la pasarela peatonal que une Tudela con el hospital Reina Sofía y la zona de polígonos comerciales e industriales adyacente. Sin embargo, el paso por la carretera N-121-C sigue cerrado al tráfico hasta la puesta en servicio del puente.

El puente está en un punto crítico para el tráfico de vehículos de la comarca, puesto que incide en el acceso al Hospital Reina Sofía de Tudela y en la A-68, que discurre debajo. Además, por este punto kilométrico de la N-121-C circulan diariamente más de 27.000 vehículos, ha destacado el Gobierno de Navarra.

Los plazos para la reparación de la infraestructura han venido determinados por la fabricación de las vigas y elementos de apoyo, diseñados y fabricados expresamente para este puente, que han requerido de unas dimensiones determinadas y unos moldes específicos.

Consulta aquí más noticias de Navarra.