28A.- Bonig Promete Una 'Revolución Fiscal Sin Precedentes' Con Rebajas En El Im
28A.- Bonig Promete Una 'Revolución Fiscal Sin Precedentes' Con Rebajas En El Im PPCV

Bonig ha lanzado el primer "anuncio estrella" de su programa en un acto de precampaña frente a la playa de La Patacona de Alboraia (Valencia) junto al presidente de Andalucía, Juanma Moreno. "Lo tenemos claro, lo ha dicho Pablo Casado -líder del PP- y lo ha hecho Moreno, y nosotros lo decimos y lo haremos: una bajada de impuestos sin precedentes", ha aseverado.

Ante "esa presión fiscal de la coalición 'sanchista' a la valenciana que insiste en subir impuestos y poner trabas al empleo y riqueza", ha anunciado que si gobierna tras el 28A pondrá en marcha cuatro medidas fiscales en los seis primeros meses.

Las dos primeras ya las avanzó y son eliminar tanto el impuesto de sucesiones y donaciones "para no tener que pagar dos veces por el esfuerzo y trabajo de toda una vida" como el de patrimonio, con el objetivo de que la Comunitat "se convierta en polo de atracción igual que Madrid y Andalucía". "No vamos a espantar ninguna inversión", ha recalcado.

Al mismo tiempo, ha garantizado que si se convierte en la primera presidenta de la Generalitat establecerá tipos para el impuesto de acceso a la vivienda en lugar del generalizado del 10%, "el más alto en España solo por detrás de Cataluña".

Su propuesta es que esté fijado en el 6% para viviendas por debajo de 200.000 euros, en el 8% de 200.000 a un millón y que siga en el 10% para las que cuesten más de un millón. Ha criticado, por contra, que "la izquierda habla mucho del derecho a la vivienda, como si fueran los únicos que defienden a los más necesitados".

La cuarta medida es una rebaja generalizada del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en el tramo autonómico, con la intención de que "todos los valencianos que cobren menos de 35.000 euros al año lo vean reducido en un 7%", al igual que las familias que tengan o adopten un hijo, especialmente a partir del tercero. "El esfuerzo de los valencianos donde mejor está es en el bolsillo de los valencianos", ha reivindicado.

Con esta apuesta y otras que irá desgranando, su meta es "darle la vuelta a la Comunitat" y "hablar en positivo". Ha advertido que "otros se encargarán de liarse entre ellos e intentarán enfrentar a todos". "No pienso tratar a los valencianos como si fueran niños", ha prometido, sino "darles información para que puedan decidir libremente" y no hablar de las "tonterías, vaguedades y ambigüedades, sobre todo por parte de la izquierda y el PSPV".

"NOS HEMOS CAÍDO UNA Y MIL VECES"

"Nos hemos caído una y mil veces y nos hemos levantado una y mil veces", ha asegurado, para reiterar su compromiso de "devolver a todos los valencianos la libertad económica y educativa y la capacidad de desarrollarse con igualdad de oportunidades y un futuro mejor".

Para conseguirlo, ha vuelto a 'agradecer' al 'president' y candidato socialista, Ximo Puig, que haya adelantado las elecciones para que "el cambio llegue cuanto antes". Pero ha advertido que los problemas tanto en España como en la Comunitat son "complicados y difíciles" y que "algunos políticos lo ponen más difíciles".

En este escenario, ha llamado a "no errar en el diagnóstico y no olvidar que la prioridad es la gente". "Todo el mundo se mata o se pelea por el 'tuit' o la foto, pero muchos se olvidan de escuchar a la gente. Las estridencias cotizan al alza; el eslogan y la frase fácil solapan a los grandes problemas", ha lamentado.

Bonig ha recalcado, eso sí, que la gente no encontrará esto en el PP, "el partido de la responsabilidad, la gestión y el buen gobierno; excentricidades en otros sitios". "Sabemos lo que tenemos que hacer para salir adelante aunque siempre recibimos la peor herencia", ha asegurado, y ha puesto como ejemplo el gobierno de Moreno tras suceder a la socialista Susana Díaz.

"OTROS SE LÍAN DIBUJANDO EL CARRIL BICI"

Ha echado la vista atrás para recordar que el PP "sacó a los españoles de dos crisis y sabe negociar con adversarios, con la gentes y con Europa, donde se juegan gran parte de los intereses". "Otros en cambio como en València, y lo sabe bien Mª José Català -candidata 'popular' a la Alcaldía- se lían simplemente dibujando el carril bici; cómo no se van a liar con los grandes problemas de los valencianos".

Bajo este prisma, ha abogado por "hablar de esperanza" y ha sostenido que el PP "ha sido grande cuando ha ampliado su base defendiendo principios reconocibles y cuando ha sabido seducir a todo el mundo". "Nunca hemos sido ni sectarios ni doctrinarios ni dogmáticos", ha reiterado, con la intención de "gobernar para todo el mundo", para los que les votan y los que "jamás lo harán: Las personas están por encima".

En 2015, cuando perdieron tras "24 años de mayoría absoluta", ha reconocido que no fue "nada fácil". "Nadie quería reunirse con nosotros, nadie nos abría las puertas; hubo que coger pico y pala, sede por sede, volviéndole a recordar a la gente que éramos del PP, y pasamos el duelo", ha rememorado, algo "duro, muy duro" y en lo que cree que supieron "reconocer los errores con humildad y volver a conectar con la gente".

Ahora, Bonig ha asegurado que "se percibe el cambio" y la ciudadanía ya 'cree' en el PP, "el mejor proyecto político de centroderecha". "Quienes no están preparados son ellos, ni para gobernar ni para ir a la oposición; que vayan preparándose", ha alertado.

Por todo ello, ha garantizado que se centrará en buscar el "bien común" y en hablar para los cinco millones de valencianos, y que los adversarios tendrán "derecho a ser escuchados". "Soñamos la Comunitat que queríamos y lo hemos plasmado en un documento. Tenemos capacidad, energía, ilusión, y hay que salir a convencer a la gente con argumentos pero también conmoverla con sentimientos, hechos y razones", ha manifestado.

"Creo en esta tierra porque me la conozco, me la he pateado del norte al sur y tiene una doble alma, española y valenciana". Ha cerrado su discurso afirmando en valenciano que está orgullosa de su lengua, señas de identidad, cultura, patrimonio y tradiciones, que "son de castellonencs, valencians i alacantins". "Ningú os las llevará", ha remachado, y ha ilustrado que este sábado el PP empieza a "escribir la historia de una nueva Comunitat Valenciana".

Consulta aquí más noticias de Valencia.