Con 'València, pell del Mediterrani', el fotógrafo buscaba "explorar el conocimiento y la sabiduría desde València a través de la piel de los participantes". Para este objetivo, ha utilizado la idea del mar Mediterráneo como punto de unión de culturas que baña sus aguas y que tanta importancia ha tenido a lo largo de la historia para la capital del Túria.

El evento ha tenido lugar a primera hora de este sábado, cuando en la capital valenciana apenas se superaban los ocho grados de temperatura. Las personas inscritas fueron convocadas a las 05.00 en el Centre del Carme, donde recibieron de mano de Tunick las instrucciones para la colocación en las instantáneas.

Posteriormente, se dirigieron desde la calle Roteros hasta las Torres de Serrano, donde el fotógrafo tenía dispuesta una grúa elevadora desde la que dio las respectivas órdenes. Así, los hombres y mujeres participantes se colocaron de tres maneras distintas, pero en todas se apreciaba una gran visibilización de las mujeres, ya que este proyecto buscaba mostrar su empoderamiento.

A continuación, se realizaron otras dos instantáneas más con el mismo procedimiento, en la otra cara de las Torres y, finalmente, Tunick se quedó a solas, primero con los hombres, y luego con las mujeres. Los primeros fueron fotografiados en la calle Roteros, las segundas en un ficus centenario cercano a las Torres.

Tunick se ha mostrado "muy satisfecho" por la implicación de la ciudadanía e instituciones y ha explicado que, con la elección de la ubicación de las Torres de Serrano para esta acción colectiva, se buscaba "mostrar una analogía entre la construcción de este edificio antiguo y la construcción de nuevas relaciones entre hombres y mujeres hacia un camino más igualitario, reconstruyendo mentes y corazones".

La directora del festival Intramurs -organizador del evento- Salvia Ferrer, ha subrayado que han participado unas 1.300 personas. Así, ha destacado "la magia" que se había creado durante todo el proceso y como la elección de las Torres, una de las antiguas entradas a la ciudad, era una manera de abrir València a la libertad individual, sin sexismos, donde unos y otras pudieran construir relaciones de manera conjunta.

Consulta aquí más noticias de Valencia.