Disparos
Imagen de una cámara personal de un agente de Policía disparando a un sospechoso en un coche. YOUTUBE

El pasado 9 de febrero, un agente de policía de Vallejo, California, acabó con la vida de un sospechoso que estaba en el interior de su coche en un restaurante de comida rápida. La víctima, un joven de 21 años llamado Willie McCoy, hizo un movimiento sospechoso que provocó los disparos del agente. Ahora, el vídeo de la cámara on board que el policía llevaba adosada a su cuerpo, se ha difundido y en él se ven los tensos momentos del tiroteo.

Los agentes llegan al aparcamiento de un restaurante Taco Bell, donde encuentran a McCoy durmiendo en el interior de su coche, con un arma de fuego en su regazo.

La Policía rodeó el coche y discutían la manera de abrir el vehículo para acceder al arma. Dieron instrucciones al joven para que mostrara sus manos y no hiciera movimientos sospechosos, pero según los agentes, éste se movió con la intención de sujetar el arma, y fue cuando uno de los agentes disparó varias veces desde el exterior del vehículo. Los disparos de los agentes provocaron la muerte del joven.

Ahora, y tas las denuncias de la familia de McCoy, que aseguran que el chico recibió más de 20 impactos de bala, se está llevando a cabo una investigación acerca de los detalles del suceso.