Túneles de la M-30
El límite de velocidad en los túneles de la M-30 es de 70 Km/h. ARCHIVO

El director general de Calidad, Control y Evaluación Ambiental del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Manuel Tuero, aseguró este miércoles que el Consistorio está estudiando las restricciones de entrada para este mismo año de vehículos con más de 11 años de antigüedad al interior del anillo que forma la M-30.

Esta zona es lo suficientemente extensa como para suponer una actuación muy influyente sobre la calidad del aire

El grupo de vehículos que no podrían circular dentro de esta zona correspondería a turismos, taxis y vehículos pesados (camiones, autobuses y autocares). Tuero, que participó en unas jornadas 'Zonas de Bajas Emisiones en las Ciudades Europeas:Impactos y oportunidades para el transporte urbano de mercancías', señaló que los residentes que vivan en el interior de esta zona delimitada por la circunvalación sí podrán acceder con su vehículo y con la correspondiente autorización.

Según recoge la Estrategia, esta zona es lo "suficientemente extensa como para suponer una actuación muy influyente sobre la calidad del aire". Sin embargo, exigiría un importante esfuerzo de personal, tanto de la Policía Municipal como de los Agentes de Movilidad, ya que debido a la "capilaridad del viario urbano", el área requiere un número razonable de puntos de control.

Además, el informe recoge que la vía de la M-30 tiene capacidad para absorber el tráfico resultante de la presencia de los vehículos que no puedan acceder al interior del anillo -técnicamente a esta zona se le llamaría ZEB (Zona de Emisión Baja)-.

Ya hay restricciones

Actualmente en esta zona ya existe una restricción a los vehículos de más de 12.000 kilogramos , que han de contar con una autorización para acceder a una zona que es ligeramente inferior a la delimitada por esta vía.

El responsable de Movilidad indicó que el control del acceso a la zona regulada se realizará mediante la combinación de sistemas automatizados (cámaras) y la actuación del cuerpo de Agentes de Movilidad.

Contaminación

Si se llevase a cabo esta iniciativa, se contribuiría a reducir contaminantes como el CO2 o el NOX. En concreto, un turismo emite de media un 47,17 por ciento de monóxido de nitrógeno en tráfico rodado, los furgones (12,63%), los camiones (21,06%), los autobuses (18,84%) y los ciclomotores y motocicletas (0,31%).

En la actualidad Londres también lo está estudiando y en Italia, por ejemplo, debido a los problemas de contaminación registrados, han tenido que limitar el tráfico rodado al centro de localidades como Roma, Milán y otras del norte del país.