Sucesos.-
Sucesos.- CEDIDO POR LA POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha desmantelado en Tenerife una imprenta clandestina que falsificaba euros de forma artesanal y que, según los investigadores, era la más activa que operaba en España en la actualidad.

Según ha informado la Dirección General de la Policía, en la operación 'Malla' -que contó con la participación un miembro del grupo de lucha contra la falsificación de Europol- se ha procedido igualmente a la detención de cuatro personas de origen italiano y se han incautado de 15.500 euros falsos -9.000 en un registro realizado en la localidad de Arona y más de 6.500 rescatados del curso legal-.

En este sentido, la organización fabricaba billetes de 10 y 20 euros, con una gran calidad para los conocimientos técnicos de impresión con los que contaban y el instrumental que utilizaban, dedicándose también a la falsificación de documentos de identidad.

Asimismo, la Policía estima que este grupo obtenía unas ganancias mensuales de 7.500 euros gracias a la distribución que realizaban, llegando a encontrarse sus reproducciones falsas elaboradas por los arrestados en varios países europeos.

EL BANCO DE ESPAÑA DETECTÓ UN INCREMENTO DE BILLETES FALSOS

La operación comenzó en julio de 2018 cuando la Brigada de Investigación del Banco de España detectó un incremento de billetes falsos de 10 euros con una falsificación de buena calidad y con un trabajo de impresión distinto al habitual.

De esta manera, las primeras pesquisas apuntaron a que el territorio más afectado eran las islas Canarias, en concreto Tenerife, por lo que se creó un equipo conjunto de investigación compuesto por agentes de la BIBE, del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife y del Grupo de Delitos Contra las Personas de la Comisaría Local de Sur de la isla.

También se averiguó que introducían el dinero en el curso legal a través de una gran cantidad de comercios del archipiélago sin que los comerciantes detectaran la falsedad de los billetes que recibían al no examinarlos previamente.

Las investigaciones llevaron a los agentes a localizar e identificar a cuatro sospechosos de origen italiano afincados en el sur de la isla de Tenerife.

DISTRIBUÍAN EL DINERO CON UN HORARIO COMO SI FUERA UN TRABAJO

En concreto, uno de los investigados contaba con un inmueble donde realizaba la falsificación de los billetes, dándose la circunstancia de que estas personas no solo se encargaban de fabricar el dinero sino también de distribuirlo por toda Canarias como si de una actividad laboral se tratase, con un horario de lunes a viernes.

En un principio introducían billetes falsos de 10 euros, pero más tarde comenzaron a introducir billetes de 20 euros para obtener mayores beneficios.

Por otra parte, la Policía Nacional ha destacado que la operación ha culminado con la detención simultánea de los cuatro miembros de la organización y el registro de un domicilio, donde se ha desmantelado una imprenta clandestina para la fabricación de billetes y documentos de identidad.

Además, se han aprehendido elementos necesarios para la falsificación de billetes de euro, tales como impresoras, papel, tintas, guillotina, ordenadores y gran cantidad de dinero falso en diferentes periodos de fabricación.

HACÍAN BILLETES DE GRAN CALIDAD

La operación 'Malla' es hasta el momento la última intervención de la Policía Nacional contra la falsificación de moneda, donde los agentes especializados en delitos de falsificación de divisa se han sorprendido de la calidad de los billetes y los instrumentos que utilizaban para su fabricación.

Finalmente, el Cuerpo Nacional de Policía ha resaltado que dada la falta de conocimientos de impresión que tenían, realizaban las falsificaciones de forma muy artesanal, mejorando poco a poco la calidad de los billetes falsos.