Albert Rivera
Albert Rivera, entrevistado en 'El Hormiguero'. EL HORMIGUERO ANTENA 3

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, bromeó este miércoles con la propuesta que ha recibido por parte del líder del Partido Popular, Pablo Casado. "Yo le podría ofrecer el Ministerio de Universidades", aseguró, después de que el presidente del PP le ofreciese ser ministro de Exteriores si es elegido presidente del Gobierno.

Rivera se expresó así en una entrevista en el programa El hormiguero, de Antena 3, después del intercambio de mensajes entre su formación y la liderada por Casado. Rivera tendió este martes la mano al PP, al que ofreció un pacto de gobierno tras las elecciones generales del 28 de abril.

Casado, recogiendo el guante, aseguró que la oferta del partido naranja le parecía "buena idea" aunque llegase tarde. "Rivera sería un buen ministro de Exteriores", defendió Casado este mismo miércoles.

"Yo le podría ofrecer el Ministerio de Universidades", respondió Rivera, provocando las risas del público de El hormiguero. "Ahora en serio, nos jugamos mucho. Yo no le tengo miedo al voto. Si quieren que sea yo presidente, votarán a Ciudadanos. Si no, votarán a Casado", ha añadido.

Vox "no tiene por qué estar en el Gobierno"

En ese sentido, Rivera se reafirmó en su intención de tratar de buscar un acuerdo con el PP tras los comicios para lograr "un gobierno de cambio" similar al andaluz. "Le propongo al PP que más allá de ideologías, de listas... si hay un solo escaño más, que formemos gobierno", insistió.

Eso sí, el presidente de Ciudadanos aseguró que para impulsar un nuevo Ejecutivo no haría falta contar con Vox. "No tienen por qué estar en el Gobierno", aseveró, para después apuntar: "Tendrán que decidir si apoyan a Sánchez o un gobierno de PP y Ciudadanos".

Así, Rivera quiso dejar claro que el partido liderado por Santiago Abascal "tiene ocurrencias" que no comparte. "No necesitamos locos con pistolas o tiroteos en los colegios. Además, yo creo que puede haber familias LGTBI y que no son enfermos", hexplicó.

Por último, el dirigente catalán recalcó que "nunca" llegará a un acuerdo con el secretario general del PSOE tras su respuesta ante el problema catalán. "Y la Ejecutiva del partido así lo decidió de forma unánime", zanjó.