La primavera empezó hace un par de semanas pero, aunque pueda parecer contradictorio, "se acerca el invierno" y promete dejarnos "helados" con las sorpresas que traerá. La serie más vista de los últimos años, Juego de tronos, llegará a su octava y última temporada con seis episodios a partir del próximo 15 de abril.

La adaptación de la saga literaria, aún inconclusa, escrita por George R.R. Martin se ha convertido en el mayor fenómeno fan, con el permiso de The Walking Dead, pese a que ambas mueven cifras millonarias en todos los aspectos.

Un estudio de la empresa Parrot Analytics realizado en 2017 estimó que la audiencia diaria de Juego de tronos, teniendo en cuenta todas las opciones de visualización (incluidos streamings o dispositivos móviles), podría cifrarse en unos espectaculares 11,28 millones. The Walking Dead no se quedaba lejos con 11,11.

Además, la cuenta oficial de HBO Juego de tronos en Twitter registra 7,54 millones de seguidores, en contraste con los también envidiables 6,79 de AMC para The Walking Dead.

Original y rompedora en muchos aspectos, tanto George R.R. Martin como los responsables de trasladar en imágenes la serie estrella de HBO han recurrido a otras fuentes de inspiración, como el cine, para el desarrollo de la historia o lograr dar con el empaque visual más efectivo.

Para la secuencia más cara, y la más espectacular, La batalla de los bastardos que enfrentó a los ejércitos de Jon Nieve (Kit Harington) y el sádico Ramsay Bolton (Iwan Rheon), en el episodio noveno de la sexta temporada, Business Insider preguntó a su realizador, Miguel Sapochnik, si le había influenciado la batalla del abismo de Helm de Las dos torres, la segunda parte de La trilogía de El señor de los anillos de Peter Jackson.

Así lo reconoció, además de otras referencias: "Estuvo en mi mente. Pero también un puñado más. Mis principales inspiraciones fueron Ran de Kurosawa, Salvar al soldado Ryan y Zulú (de 1964). También Centurión (2010), las reconstrucciones de batallas con Alejandro Magno y muchas con cargas de caballería, especialmente Braveheart, intentando ver lo que funcionaba y lo que no".

Braveheart (1995)

Sapochnik fue también el director del siguiente episodio, Vientos de invierno, el décimo de la sexta temporada, y otro de los mejor valorados por los fans. La secuencia más impactante era la de Cersei (Lena Headey) evitando ir a un juicio contra ella y consumando su venganza contra el Gorrión Supremo (Jonathan Pryce) y sus fanáticos secuaces.

En su desenlace final el resultado es similar a otro de los grandes momentos de la historia del cine, el final de El Padrino con el montaje paralelo entre el bautismo del hijo de Michael Corleone y la vendetta contra sus enemigos.

Películas en las que hayan aparecido dragones no faltan, sin embargo el principal antecedente en el diseño de los "hijos" de Daenereys (Emilia Clarke) es El dragón del lago de fuego (Dragonslayer, 1981), una producción de Disney muy apreciada por George R.R. Martin. "Vermithrax Perjorative es el mejor dragón de la historia del cine", ha llegado a asegurar el mismo escritor.

El dragón del lago de fuego

Juego de tronos va sobrada de escenas y momentos impactantes. ¿Recuerdan los experimentos de Qyburn, el maestre sangriento (Anton Lesser), para revivir el cadáver de Gregor Clegane, alías "La Montaña" (Hafþór Júlíus Björnsson)?

George R.R. Martin es un gran admirador de los antiguos clásicos de terror en blanco y negro de Universal y El doctor Frankenstein de 1931  fue otra de las inspiraciones para esta idea. Así, por ejemplo, en el episodio Gorrión Supremo, el tercero de la quinta temporada, la masa inerte de la Montaña empezaba ya a resucitar en el laboratorio del maestre.

El doctor Frankenstein (1931) y Juego de tronos

El wéstern Los siete magníficos (1960), a su vez remake de la japonesa Los siete samuráis (1954) de Kurosawa, fue recordada por más de un espectador cuando en el episodio titulado Guardaoriente, el quinto episodio de las séptima temporada, siete guerreros entre los que estaban Jon Nieve se aventuraban a ir más allá del Muro, en una misión suicida, para apresar a un Caminante Blanco y llevarlo ante Cersei. El objetivo era convencerla de la necesidad de una alianza contra un poderoso enemigo común.

A pesar de la truculencia de la serie, también hay espacio para el humor. Sus showrunners, David Benioff y D. B. Weiss, son fans declarados del humor absurdo de los británicos Monty Python. Con Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975), una de sus comedias más famosas, compartían temática medieval, así que no han desaprovechado para incluir algunas referencias.

'La princesa prometida' y el humor de los Monty Python

En el episodio piloto rodaron en el Castillo escocés de Doune, uno de los escenarios de Los caballeros de la mesa cuadrada. Y en Rompedora de cadenas, episodio tercero de la cuarta temporada, durante la escena de la conquista de Meereen por Daenerys se utilizaron los insultos que se profieren en la película de los Monty Python, el de soldados franceses contra el rey Arturo:"Tu madre fue un hámster y tu padre olía a bayas de saúco", pero convenientemente traducidos al lenguaje valyrio.

También, más de un analista ha comparado el (divertido) enfrentamiento de Arturo contra el Caballero negro, guardián del puente, con el más dramático de Sandor "El perro" contra Brienne de Tarth en Los niños, el episodio décimo de la cuarta temporada. Una cruenta y feroz lucha en la que las heridas no parecen hacer mella entre los combatientes. Aunque finalmente solo puede quedar un vencedor en pie.

Y finalizamos con otro clásico de las aventuras fantásticas, La princesa prometida. En Lord Nieve, el episodio tercero de la primera temporada, la joven Arya Stark (Maisie Williams) inicia sus lecciones de esgrima con Syrio Forel (Miltos Yerolemou).

Un entrenamiento amistoso y desenfadado parecido al honorable duelo con espadas que entablaban el Caballero negro (Cary Elwes) y el espadachín español Íñigo Montoya (Mandy Patinkin).

(Imágenes texto, de arriba a abajo: 'Braveheart' ©Fox, 'El dragón del lago de fuego' ©Disney y 'El doctor Frankenstein' ©Universal con el episodio Gorrión Supremo de 'Juego de tronos' ©HBO)