Viñeta de Flavita Banana
Una de las viñetas que aparecen en 'Archivos Cósmicos' (Ed. ¡Caramba!). FLAVITA BANANA

"Creo que es importante hacer feminismo desde una perspectiva de humor", dice la viñetista Flavia Álvarez-Pedrosa (Oviedo, 1987), que acaba de publicar su nuevo álbum Archivos cósmicos (Ed. ¡Caramba!). "No digo que sea la única manera de encararlo", añade, pero le parece importante que, cuando se trata un tema, "haya algunas visiones que incluyan el humor para conseguir que a ciertas personas, que todavía son reticentes, les pueda calar el mensaje".

La artista, que más que ilustradora se considera narradora, reconoce que en Archivos cósmicos no hay un hilo conductor claro. El libro es una recopilación de diferentes viñetas que ha ido publicando en redes sociales y en medios y en él, por supuesto, está presente el tema del feminismo –que más que un tema es una mirada–, pero también la muerte, la vida o las relaciones de pareja.

Y, a pesar de que cada viñeta sea una isla independiente flotando en el océano del libro, hay un pegamento que logra mantenerlas juntas más allá del estilo: "La condición humana". Una especie de narración de lo patético de la vida cotidiana.

"El sentido del humor es muy difícil de enseñar. No me preocupo por la gente que no lo tiene porque, si no, no haría viñetas", explica. Para Flavita Banana, el sentido del humor es universal: todas las personas lo tienen, pero hay diferentes formas de entenderlo. "Muchas veces pasa que la gente asocia el humor a lo infantil o a las cosas poco serias y a la poca responsabilidad, entonces lo bloquean. Solo tienen que buscarlo un poco más, porque está ahí", opina.

De la gran madeja de hilos que es Archivos cósmicos, hay uno del que la autora tira y tira y sigue haciendo que la gente continúe sintiéndose identificada: los ex. Porque "siempre hay ex. Es probable que tengas varios. Las imágenes te pueden remitir a cosas diferentes. Si hablo de parejas estables, aparte de que no es nada divertido, solo la gente que la tenga se va a identificar. Incluso quienes tienen pareja también tienen ex".

Al final, un ex es el resultado de una realidad que ya se acabó y, en ese sentido, la mayoría de veces el humor es una mirada hacia detrás, una interpretación lúcida del pasado: "Es difícil que a alguien que esté pasando por una ruptura le parezca graciosa la situación. Con el tiempo, la verá así, probablemente cuando ya se sienta mejor. Y lo mismo con todo: puedes hacer chistes sobre la enfermedad o sobre la muerte, pero si justo a alguien se le está muriendo una persona que quiere, no se va a reír, obviamente", explica la autora.

Flavita Banana pone un ejemplo que aparece de forma recurrente en su obra: los ahorcados, una imagen que está presente en la portada de su trabajo anterior, Archivos estelares (2017). "Hay gente que me ha comentado que un miembro de su familia se había suicidado y que esas imágenes le recordaban esa situación; pero me lo han dicho bien", relata.

Reconoce, sin embargo, que eso no la frena demasiado. "Evidentemente, si ocurre, me sabe mal, y se lo hago saber a la persona en concreto a la que le haga daño; pero me esfuerzo en hacer humor y no mofa de las cosas". Esa distinción es clave en su trabajo: para Flavita Banana, la mofa implica tomar una posición clara ante el tema que se representa. Se trata de una postura que ridiculiza al objeto de la viñeta, con la intención de obtener un beneficio individual. Lo entiende como una especie de: "Yo soy graciosa y, por tanto, te dejo en ridículo".

"El humor, si se hace bien, no da ni siquiera a entender tu posicionamiento sobre el asunto en cuestión, consiste en explicar el tema con un lenguaje que hace reír, pero sin meterse", argumenta. Una buena forma que la autora ha encontrado de enfrentarse a la mofa es hacer humor de sí misma, un tipo de sátira que, según ella, supone el 75% de Archivos cósmicos.