Funcionarios
Funcionarios en una oficina de la Administración. Gomez
Los funcionarios públicos son los padres ideales ya que los trabajadores del sector privado, si quieren llegar a ser el empleado ideal, deben darlo todo por la empresa, según se desprende de un informe de la Consellería d'Acció Social i Ciutadania de Catalunya.

El estudio Tiempo de las familias, realizado a partir de 12.000 entrevistas a padres, madres y adolescentes catalanes durante los últimos cuatro años, revela que vida familiar y laboral son difíciles de conciliar debido a que "las culturas empresariales continúan recompensando a los empleados que se comportan como si no tuvieran responsabilidades adicionales en la vida".

Un 4% de los adolescentes catalanes tienen hermanastros
Así, el funcionario público es el ideal como padre, ya que llega antes a casa y dedica de media cuatro horas más a tareas domésticas que los padres que tienen una empresa o negocio.

En el 73 % de las familias entrevistadas, los dos miembros de la pareja trabajaban, lo que llevaba a un 8% de los niños catalanes de entre 12 y 16 años a no encontrarse con ninguno de sus padres al llegar a casa.

Del estudio también se desprende que un 15% de los adolescentes entrevistados con padres separados no ha visto a su padre ni un sólo día en el último año. Un 16% ya sabe lo que es una separación.

Otro fenómeno que retrata el estudio es el de las refundaciones familiares, y muestra que un 4% de los adolescentes catalanes tienen hermanastros.