Trib.- Rebollo se 'arrepiente' de no hacer dimitido en septiembre de 2011 y 'dej
Trib.- Rebollo se 'arrepiente' de no hacer dimitido en septiembre de 2011 y 'dej TSJA

Quinta sesión del juicio por las presuntas irregularidades en la gestión del Centro Niemeyer en la que ha seguido prestando declaración uno de los cinco acusados, el que fuera secretario del centro, José Luis Rebollo Álvarez que ha mostrado "su arrepentimiento de no haber dimitido en septiembre de 2011" y dejar a la Fundación "ahí tirada".

"Debería haber dimitido y dejar la Fundación ahí tirada y seguir con mi profesión, pero seguí por responsabilidad profesional", ha dicho Rebollo que ha indicado que tuvo el apoyo decidido de la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela que era la vicepresidenta de la Fundación" y que ha considerado lo que pasó como "un calvario".

Así ha explicado que tuvo el apoyo de Varela hasta "más o menos junio de 2012" donde ya hay una nueva reunión con la nueva consejera, Ana González, donde se le traslada que ya no goza de su confianza. "Yo les dije que convocasen un patronato, que yo hacía tiempo que quería dimitir", ha dicho.

Rebollo también se ha referido, a preguntas del Fiscal, a la estrategia de Foro cuando llegó al Gobierno que quiso "convocar un patronato para dirigir la Fundación, cuando convoca se le envía un requerimiento recordando que no es el presidente y comienza todo el lío". Ha explicado como los patronos privados se retiraron de la Fundación en febrero de 2012

Rebollo ha vuelto a reiterar que él llevó la contabilidad del centro desde el 1 de enero de 2011 y que como persona nunca facturó nada a la Fundación, si lo hizo su sociedad 'Rebollo Abogados' y la misma fue creciendo siendo "importante" en 2011.

El procesado ha indicado que el se negó a firmar el reconocimiento de deuda con el Corte Inglés porque no podía comprobar todas las facturas. Por entonces dice que "Natalio Grueso ya estaba bastante desvinculado de la Fundación y no recuerda si le dijo que no iba a firmar la deuda".

Ha explicado como fue la consejería de Hacienda ya con el Gobierno de Foro, la que abrió una auditoría sobre las cuentas de la consejería de Cultura con el anterior Gobierno socialista, de ahí que se le requiriesen documentos y libros de contabilidad que el entregó en su totalidad.

"Fue muy desagradable ver que lo que hacían era extraer una factura de por ejemplo, unos gin-tonic para sacar al día siguiente de en los medios de comunicación, pero no había otra cosa que hacer porque eran organismos públicos los que hacían esos requerimientos y había que dárselos aunque hiciese un mal uso de los mismos y los filtrasen a la prensa", ha manifestado.

Así ha calificado de "chabacana" el proceder de Foro respecto al

Niemeyer, lo que produjo una caída importante del prestigio del Centro con la consecuente bajada de mecenazgos y de ingresos.

DISCREPANCIAS ENTRE ARECES Y FERNÁNDEZ

José Luis Rebollo, a preguntas de la letrada de Foro que ejerce la acusación particular, ha explicado ante el tribunal las discrepancias entre los ex presidentes del Principado, Vicente Álvarez Areces y Javier Fernández, con respecto a cómo debía ser la gestión del centro cultural de Avilés.

Además la letrada le ha vuelto a preguntar por la rendición de cuentas ante la Sindicatura ante lo que el procesado ha vuelto a reiterar que el Principado defendía que no debía hacerlo, pero ha asegurado desconocer que base jurídica tenían para ello.

En cuanto al cambio de estatutos que se produjo con un gobierno en funciones, Rebollo consideró que no se debería haber ejecutado, no era el mejor momento.

LOS ACUSADOS

Por ahora tan sólo han prestado declaración los acusados. El primero de ellos en declarar fue el ex director del centro Natalio Grueso que se enfrenta a once años de cárcel, diez años de inhabilitación y multa por irregularidades. Tras él lo ha hecho su su exmujer, Judit Pereiro, para quien Fiscalía pide dos años y seis meses de prisión.

También han declarado ya José María Vigil, trabajador de Viajes el Corte Inglés que se enfrenta a la pena de ocho años de prisión y el pago de 15.000 euros de multa.

En la sesión de este martes acabó su declaración el exsecretario de la Fundación, José Luis Rebollo, que se representa en el juicio a sí mismo y para el que piden dos años y tres meses de prisión por el delito continuado societario y el pago de una multa de 7.200 euros.

Queda pendiente aún por declarar el exdirector de producción, Marc Martí, que se enfrenta a la pena de 1 año y 6 meses de prisión por un delito de malversación. La misma no se hará ya hasta el próximo día 22 de abril, a las 10 de la mañana, día para el que está prevista la próxima sesión. En esa jornada podría iniciarse también el interrogatorio a los primeros testigos citados inicialmente para este pasado lunes.

Consulta aquí más noticias de Asturias.