Uno de ellos intentó huir al llegar la Policía y, en el momento de ser capturado, trató de agredir al agente que le había alcanzado, según fuentes de la Comisaría Provincial de Salamanca.

Sobre el operativo, la Sala del 091 recibió en la madrugada de este martes varias llamadas telefónicas de testigos que advertían de la presencia de dos jóvenes que estaban causando daños en varios vehículos estacionados en la calle Víctimas del Terrorismo.

Los ciudadanos que habían presenciado lo ocurrido facilitaron datos y características de los presuntos autores, una colaboración que propició que una dotación policial les localizara en la Plaza de Madrid.

Al acercarse, uno de los jóvenes huyó, aunque pudo ser interceptado finalmente en la Avenida de Portugal, donde trató de golpear a puñetazos al agente que le perseguía para evitar su detención.

En el cacheo de seguridad efectuado a los dos jóvenes, los policías intervinieron una antena de vehículo, un anagrama de marca y un fragmento de limpiaparabrisas, que llevaban en los bolsillos de sus prendas de vestir.

Tras realizar una requisa, la Policía Nacional pudo comprobar que siete vehículos tenían arrancados o fracturados espejos retrovisores, anagramas de marca, antenas o limpiaparabrisas. Algunas de las piezas las llevaban los jóvenes en el momento de la detención.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.