El Ministerio Fiscal ha mantenido las acusaciones contra el alcalde de Cee, Ramón Vigo, y otros cinco acusados en la 'Operación Orquesta' -el concejal Juan Bautista Areas, dos empresarios, un arquitecto y un agente de orquestas-, en un juicio que ha proseguido este martes en la Audiencia Provincial coruñesa.

En un auto emitido el pasado 15 de marzo, la Audiencia coruñesa, atendiendo a la petición realizada en las cuestiones previas por las defensas, anuló las escuchas telefónicas que dieron origen a esta causa.

En estas mismas cuestiones previas, como recogía también el auto de la Audiencia coruñesa, el Ministerio Fiscal planteó que si se declaraban nulas las intervenciones telefónicas retiraría las acusaciones para los acusados, excepto la relativa al concejal de Cee por confesión en sede judicial.

Sin embargo, este martes se confirmó que mantenía la acusación, algo por lo que mostraron su sorpresa los letrados, confiados en la que causa no seguiría contra sus clientes o la mayoría de ellos. Así el abogado Felipe Mayán, que representa al edil, ha cuestionado, en declaraciones a los periodistas, lo que ha considerado una "contradicción".

"No entendemos qué va a alcanzar a preguntar", ha afirmado sobre Fiscalía y los testigos previstos en un juicio que proseguirá el 2 de mayo ante la imposibilidad de que alguno de los policías pudiese declarar este martes. Por este motivo, la Sala hizo un receso para tratar de localizar a alguno y no dilatar más los plazos de esta vista lo que, finalmente, no fue posible.

Sobre su cliente, el letrado del edil de Cee ha negado que exista una "confesión" por parte de éste y ha insistido en que dijo, en sede judicial, lo mismo que declaró este martes, ante la sección segunda de la Audiencia coruñesa, solo a preguntas de su abogado.

NEGATIVA A DECLARAR

Y es que solo el edil y un empresario han contestado a las preguntas de sus abogados, mientras que los demás no lo han hecho ni a preguntas de sus letrados ni de la Fiscalía, entre ellos el regidor de Cee.

En su declaración, uno de los empresarios -son padre e hijo- reconoció que su progenitor le prestó 12.000 euros al concejal, pero explicó que se trató de "un préstamo" que el edil les está devolviendo. "Quedan 3.000 euros", ha dicho en línea con lo expuesto por Juan Bautista Areas.

Éste, por su parte, ha manifestado que pidió ese dinero, en 2009, al empresario porque eran amigos y porque tenía un "problema económico". Además, ha asegurado que también le ayudaron otras personas. "Me ardió la casa y me vi apretado", ha expuesto.

Sin embargo, ha rechazado que fuese para conseguir que al empresario le adjudicasen una obra. "Me enteré en la Junta de Gobierno local", ha explicado sobre la citada adjudicación y recalcando que se le concedió con base en informes técnicos. "No hice gestiones, ni me lo pidió, ni la podría hacer, ni la haría", ha añadido.

En su escrito de calificación provisional de los hechos, por los presuntos delitos de falsedad documental, cohecho e infidelidad en la custodia de documentos, Fiscalía pide, inicialmente, para el alcalde de Cee hasta 20 años de prisión, además de penas de inhabilitación por presunta prevaricación. Para los demás acusados, solicita penas de entre un año y seis meses de prisión y 9 años y tres meses.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.