Por su parte, a nivel nacional, nueve de cada veinte empresas (43%) espera crecimientos de su facturación, mientras que únicamente una de esas entidades (5,3%) prevé un retroceso de sus ventas en 2019 y las diez restantes (51%) trabajan con un escenario de estabilidad. Estos porcentajes se mantienen estables respecto a las previsiones de 2018.

El sector de la actividad influye en estas previsiones. Entre las empresas dedicadas a la agricultura y ganadería, un mayor porcentaje prevé descensos en sus ventas (9%) y una situación estable (57%), disminuyendo así el porcentaje de las organizaciones que consideran que estas aumentarán en 2019 (34%).

En el sector de la construcción se registra el mayor dinamismo. La mitad de las organizaciones (50%) espera que su facturación presente un aumento, mientras que el 3,4 por ciento prevé una evolución negativa y un 46%, estabilidad.

Por territorios, Melilla es el único donde la bolsa de empresas que espera un empeoramiento de su facturación (28%) supera en número a las que prevén crecimientos en 2019 (26%).

Baleares (53%), Cantabria (51%), Canarias (50%), La Rioja (50%) y Madrid (48%) son las autonomías con mayor porcentaje en las previsiones de crecimiento de su facturación. En el otro extremos se encuentran Melilla (26%), Navarra (32%), Extremadura (32%), Castilla y León (35%) y Asturias (38%).

Respecto a las previsiones sobre descensos en la facturación, Melilla (28%), Ceuta (20%), Asturias (7,5%) y Castilla y León (7,8%) lideran los primeros puestos, mientras que Madrid (4,4%), Cataluña (4,4%), la Comunidad Valenciana (4,6%) y Cantabria (4,8%) cuentan con los porcentajes más bajos en cuanto a previsiones negativas.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.