El servicio del 112 ha recibido el aviso de que se estaba produciendo una agresión en el ámbito familiar y, tras llegar al piso e identificar al agresor, los agentes han visto que la mujer presentaba "alguna rojez" en la cara.

Según la investigación, el presunto agresor habría tirado del pelo a su pareja y, además, se habrían escuchado golpes y gritos de la víctima, quien ha asegurado que "era la primera vez que sufría una agresión", declinando presentar una denuncia.

Los efectivos policiales han detenido al agresor, que ha sido conducido a dependencias de la Policía Nacional a la espera de pasar a disposición del juez.