El Real Oviedo ha emitido este martes un comunicado en el que rompen las relaciones institucionales con el Real Sporting de Gijón, "hasta este momento, correctas", después del trato "arbitrario y discriminatorio" vivido por sus aficionados en la previa y durante el derbi de este domingo en El Molinón.

Desde el club denuncian los cacheos realizados por la seguridad privada del Real Sporting de Gijón, y no por las fuerzas y cuerpo de seguridad del estado, aseguran que "fueron completamente excesivos" y que algunos de sus aficionados fueron obligados a quedarse sin ropa, en concreto hacen referencia a mujeres en ropa interior.

En dicho comunicado también apuntan a que "en algunos lugares del mismo estadio se permitía, sin sanción alguna, la exhibición de carteles y pancartas con palabras como 'Fck Oviedo' o 'Puta Oviedo' que infringen deliberadamente la normativa vigente".

Ante los acontecimientos denunciados por el Real Oviedo, Avispa defiende las actuaciones profesionales ejercidas por los vigilantes. Según han señalado a través de una nota de prensa, "en todo momento fueron correctas y ajustadas a lo que determina la normativa reguladora".

La asociación sostiene que "en ningún momento" se aprecia desproporcionalidad en las acciones desarrolladas de control de los aficionados del Real Oviedo. Asimismo, han informado de que "no son ciertas" las manifestaciones expresadas por algunas aficionadas en cuanto a que habían sido sometidas a "trato vejatorio". En este sentido, han apuntado que "únicamente" se ejercieron las medidas preventivas en cuanto al acceso con prendas no autorizadas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.