El Gobierno de España ha explicado en la noche de este lunes en un comunicado que "lamenta profundamente que se haya hecho pública" la carta que envió el presidente al rey el pasado 1 de marzo, cuyo contenido ha rechazado "con toda firmeza".

"La llegada, hace 500 años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas", ha explicado y ha agregado que "nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer el pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria".

"Sobre el enorme caudal de afecto entre nuestros pueblos y su voluntad de progreso, el Gobierno de España reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países, que nos permita afrontar con una visión compartida los retos futuros", concluye en la carta.

Rivera: "Ofensa intolerable"

Al igual que el el Gobierno, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha rechazado la petición de López Obrador y ha calificado como una "ofensa intolerable al pueblo español" la carta del presidente de México.

"Así actúa el populismo: falseando la historia y buscando el enfrentamiento", ha criticado Rivera en un mensaje en redes sociales, en el que avanza que cuando su partido gobierne liderará "la unión y colaboración" entre España y las "naciones hermanas de Latinoamérica".