¿Alcohol al volante? Ahora los coches detectarán si un conductor ha bebido

Si el conductor no responde a las señales de advertencia, será el propio automóvil el que intervenga.
Si el conductor no responde a las señales de advertencia, será el propio automóvil el que intervenga.
Freepik

El consumo de alcohol es una de las principales causas de accidentes mortales en España. Por este motivo, diferentes marcas ya trabajan para tratar de erradicarla. La última ha sido la firma sueca Volvo Cars, que incorporará en sus coches cámaras y sensores a partir de 2020 con el fin de detectar cuando el conductor está bajo los efectos del alcohol y las drogas y también evitarán distracciones, con el objetivo de reducir a cero los accidentes de tráfico.

Según informó la compañía en un comunicado, las cámaras y los sensores monitorizarán al conductor, que si no responde a las señales de advertencia y corre el riesgo de sufrir un accidente será el propio automóvil el que intervenga, limitando la velocidad, alertando al servicio de asistencia de Volvo y, como último recurso, reduciendo la marcha de forma activa y estacionar el vehículo de un modo seguro.

La introducción de las cámaras a principios de 2020 en todos los modelos de Volvo comenzará en la próxima generación de modelos basados en la plataforma escalable SPA2 de la compañía. Más adelante se facilitará información sobre el número exacto de cámaras y su ubicación en el interior.

Volvo anunció también a principios de mes que limitará la velocidad máxima de todos sus vehículos a 180 km/h a partir de 2020 para resaltar los peligros del exceso de velocidad.

La marca sueca también ha presentado la función Care Key, una función que permite a los propietarios de un vehículo Volvo establecer un límite de velocidad para ellos mismos o para sus familiares y amigos. Será de serie en todos los vehículos de la marca a partir del año modelo 2021.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento