La conselleira ha explicado que se trata de una medida que estará incluida en la nueva Lei de Impulso Demográfico y que será "obligatoria" una vez que la misma entre en vigor. Al respecto, ha dicho que "en las próximas semanas" esta ley comenzará su tramitación con la intención de que después del verano pueda estar en funcionamiento.

La conselleira ha explicado también que los edificios públicos de titularidad pública deberán tener sala de lactancia y sala con cambiadores accesibles para hombres y mujeres; al igual que los públicos de titularidad privada, todos de nueva construcción. En ambos casos, y cuando existan zonas de aparcamiento, deberá haber un espacio reservado para las familias.

Entre los que deberán reunir estos requisitos, están edificios administrativos y edificios públicos de titularidad privada como centros comerciales o de hostelería. En cuanto a los edificios antiguos, ha precisado que, una vez aprobada la ley, la Xunta publicará "órdenes de ayuda para facilitar la implantación de esta medida".

La conselleira ha subrayado que Galicia será "la primera comunidad autónoma que eleve a rango de ley todas las políticas demográficas" y ha destacado que la implantación de cambiadores, no solo en los baños de las mujeres, supone también "conciliación y corresponsabilidad".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.