El arresto se produjo en la tarde del pasado viernes en las inmediaciones de un aparcamiento del centro de Sestao. La Ertzaintza había establecido un dispositivo de vigilancia en esta zona ante las sospechas de que se estuviera traficando con sustancias estupefacientes.

Los agentes desplegados en este operativo fueron testigos de cómo un individuo estacionó su vehículo en el aparcamiento y, tras apearse, envió varios mensajes de texto con su teléfono móvil. Poco después, otro individuo, que portaba una bolsa de deporte, le hizo unas señas para que se acercara y realizaron lo que parecía ser un intercambio de droga por dinero.

Por ello, los ertzainas procedieron a la identificación del comprador y comprobaron que la sustancia que acababa de adquirir era cocaína. Mientras, otra patrulla se dirigió al presunto vendedor, al que identificaron y arrestaron acusado de un delito de tráfico de drogas. En el momento de su arresto, portaba 350 euros, presuntamente producto de la venta de sustancias.

Posteriormente, con el correspondiente mandato de entrada y registro en la vivienda del arrestado, los agentes localizaron ocho dosis de cocaína, sustancia destinada al corte, una balanza de precisión, así como diferentes bolsitas y alambres para la distribución y venta de esta sustancia estupefaciente. Una vez finalizadas las correspondientes diligencias policiales, el detenido fue puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.