Bebé, recién nacido, pies
Imagen de archivo de un recién nacido. PIXABAY

Un bebé de cinco meses murió el pasado viernes en la ciudad italiana de Bolonia, tras una circuncisión casera realizada por sus padres.

El pequeño sufrió una grave hemorragia y un paro cardíaco y fue trasladado el pasado viernes por la noche en helicóptero desde el municipio de Scandiano hasta un hospital, donde falleció poco tiempo después, según informa la agencia ANSA.

Alessio Mammi, alcalde del municipio de Scandiano, considera increíble que continúen sucediendo estos hechos: "Es preocupante que esto suceda en el 2019 y que haya personas que practican estas actividades rituales, de carácter muy antiguo, que conducen a que se arriesgue la vida de niños muy pequeños".

Las autoridades de la provincia de Reggio Emilia, en el norte del país, ya han iniciado una investigación contra los padres, que tienen 40 y 30 años y otros tres niños mayores, y que, en este momento, están siendo investigados por el homicidio de su hijo.