Zaragoza.- Pleno.- El Ayuntamiento elaborará una auditoría sobre el origen de la
Zaragoza.- Pleno.- El Ayuntamiento elaborará una auditoría sobre el origen de la EUROPA PRESS - Archivo

En el pleno extraordinario se han debatido otras tres propuestas relativas a la deuda, también presentadas por el PP y todas han decaído. Una de ellas proponía redactar un informe por el interventor general municipal sobre las consecuencias para el Ayuntamiento del informe de la Subdirección General de Relaciones Financieras con las Entidades Locales del Ministerio de Hacienda respecto al cómputo de los 189 millones de euros del tranvía en el nivel de deuda.

Las otras dos que han decaído pedían elaborar un nuevo plan de reducción de deuda; y que el Gobierno municipal presentara un nuevo proyecto de presupuestos para el año 2019 que cumpla con la nueva situación económica del Ayuntamiento.

El portavoz del grupo municipal del PP, Jorge Azcón, ha dicho que esta situación se debe a la elevada deuda, al impago de facturas, las sentencias judiciales condenatorias al Ayuntamiento y ha apuntado que se vislumbra que la situación no va a ir a mejor.

Azcón ha apremiado a solventar los problemas del Ayuntamiento mediante la elaboración del presupuesto "diciendo la verdad".

DEUDA DEL TRANVÍA

El portavoz del grupo municipal de CHA, Carmelo Asensio, le ha preguntado al PP si cree correcto que el Ministerio de Hacienda impute 189 millones de euros de la deuda del tranvía como pasivo financiero en las arcas municipales porque si se vincula a la ratio de endeudamiento supone la "sequía de créditos durante muchos años" y ha pedido conocer qué ofrece el PP para revertir la situación.

"Mientras haya una posibilidad de que se le de la vuelta a los criterios de que no contabilice íntegramente la deuda del tranvía hay que agotarla", ha instado para confiar en que tras las elecciones se solvente este criterio y haya una mayoría de izquierdas.

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs), Sara Fernández, ha dicho que la deuda del tranvía tiene consecuencias y les ha dicho a los grupos de izquierda que tenían que traer un presupuesto creíble y "no utilizar a las entidades sociales como arma arrojadiza". "No han pensado con altura de miras por los intereses de la ciudad".

El concejal del grupo municipal del PSOE, Javier Trívez, ha dicho que si se confirma que el Ayuntamiento no se puede endeudar se tendrá que hacer un presupuesto alternativo.

"Eso no se hace ni en 15 días y en el mejor de los casos sería imposible aprobarlo en esta Corporación y si se aprueba sería para que lo ejecute el que venga y, eso, no es serio. No queda tiempo".

FLIPAR

El consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha dicho "flipar" al escuchar que la derecha pidiera un nuevo presupuesto y les ha acusado de "hipócritas" porque de haber apoyado el que presentó ZeC se aprobaban 750 millones en total.

Rivarés ha augurado que tras las elecciones se elaborará un presupuesto por los grupos progresistas que "gobernarán" y que las "derechas, en su afán destructivo, rechazarán".

Ha aportado el dato de que mil millones se ha reducido a 575 millones la deuda que se encontraron en 2015. "No tiene autoridad moral para hablar de bodrios" le ha replicado a Trivez cuando el socialista ha utilizado ese adjetivo al presupuesto municipal para justificar que lo habían rechazado.

Azcón ha advertido a ZeC de que no cuenten con el voto del PP si pretenden "dejar arregladas las subvenciones de sus amigos, como los del centro Luis Buñuel". "Si es para las entidades sociales nos llaman, pero para un trágala no tendrán el voto del PP".

Les ha afeado a los grupos de izquierda que no apoyaran la petición de que el interventor hiciera un informe porque "no quieren saber las consecuencias que tendrán los próximos años las decisiones de ZeC",

TÉCNICO Y NO POLÍTICO

Ha aventurado que serán muchos años en los que la ciudad no se podrá endeudar y "Zaragoza no podrá cumplir con la inversión mínima de arreglar las baldosas porque tendrá que pagar los marrones judiciales que deja la izquierda".

"Hay que tener poca vergüenza para presentar la línea 2 del tranvía con un coste de 234 millones de euros. Vuelven a engañar a los ciudadanos. Se les debería caer la cara de vergüenza".

Azcón ha aventurado que se volverá a hablar en un debate monográfico sobre la deuda del tranvía para apostillar que hay 210 millones pendientes de posibles sentencias judiciales, según sus cálculos.

Ha concluido al aclarar que el cómputo o no de la deuda es un asunto técnico y no político y se ha mostrado convencido de que la gestión del Ayuntamiento lo dejará hipotecado mucho tiempo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.