Así se ha manifestado el socialista en una nota de prensa para responder a las acusaciones vertidas por el portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular, Rafael Belmonte, que ha reprochado este mismo domingo la celebración de eventos en febrero en el Alcázar "contra las indicaciones expresas de los técnicos" de este monumento por los montajes técnicos que supusieron.

Muñoz ha defendido que "lo más lógico es que dos eventos internacionales de primer nivel organizados por la Comisión Europea y por Naciones Unidas con más de dos centenares de mandatarios de distintos países cuenten con un espacio en el Alcázar" y ha subrayado que "no se trata de actos de empresas privadas con ánimo de lucro, sino de dos grandes eventos internacionales que se han celebrado por primera vez en Sevilla".

"Lo normal es que se celebren encuentros institucionales en el Real Alcázar de primer nivel y así lo entiende el gobierno", ha enfatizado Muñoz, que ha argumentado que mientras el gobierno del alcalde, Juan Espadas, "ha conseguido situar a Sevilla en el mapa internacional", el PP "vuelve a demostrar que no está a la altura de una ciudad como Sevilla" y que su modelo es "volver a cerrar a la ciudad al exterior y que vuelva a dejar de ser un referente en lo que a la celebración de eventos de primer nivel se refiere".

Muñoz ha detallado que el Real Alcázar fue en febrero una de las sedes del primer encuentro internacional de Alto Nivel de Naciones Unidas con el objetivo de implementar a nivel local los Objetivos de Desarrollo Sostenible centrados en la lucha contra la desigualdad y el cambio climático y que este evento convirtió a Sevilla en "capital mundial de este debate" que concluyó con la firma del "Compromiso de Sevilla" que "sigue la senda de los grandes acuerdos internacionales de París o Quito"

Respecto a la Asamblea de Regiones y Municipios del Consejo de Europa (Arlem), el portavoz ha hecho hincapié en que se reunía por primera vez en Sevilla y supuso la llegada de más de 150 mandatarios de las ciudades y regiones que forman parte de este organismo internacional.

"Si el PP considera que todo esto no es motivo suficiente para que el primer monumento civil de la ciudad se haya convertido en sede de estos eventos con la promoción que ello supone para el propio Alcázar, ya sabemos cuál es el modelo que Beltrán Pérez propone para Sevilla, el de una ciudad que solo mira de puertas hacia dentro y fuera de la primera línea de grandes urbes referentes en la organización de eventos internacionales. Un espacio que Sevilla siempre ha ocupado salvo cuando ha estado bajo el mandato del PP", ha concluido Muñoz.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.