Así lo informa la Consellería do Medio Rural en un comunicado, que especifica que quedarán también en suspenso los permisos ya concedidos, ya que las comunicaciones y autorizaciones de quema carecerán de validez desde el comienzo de la prohibición.

La decisión ha sido tomada tras evaluar la evolución del tiempo y analizar los diferentes indicadores técnicos que inciden en el riesgo de incendio en temporada de alto riesgo.

También se ha tenido en cuenta la normativa -Decreto 105/2006 por el que se regulan las medidas relativas a la prevención de riesgos forestales, la protección de los asentamientos en el medio rural y la regulación de aprovechamientos y repoblaciones forestales- que prohíbe las quemas cuando las condiciones meteorológicas puedan dificultar su control.

Asimismo, la Xunta pide la colaboración de la ciudadanía para que extreme las precauciones y denuncie cualquier actividad delictiva incendiaria de la que tenga conocimiento, ya que desde este domingo y hasta nuevo aviso no está permitido el uso del fuego para ninguna actividad agrícola y forestal.

Además, la Consellería recuerda que se encuentra a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, al que se debe llamar en caso de detectar algún incendio forestal.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.