Aplazado al 27 de marzo el juicio contra Podemos por inhabilitar a Alonso y otro
Aplazado al 27 de marzo el juicio contra Podemos por inhabilitar a Alonso y otro CRISTINA MUÑOZ/EUROPA PRESS

El juicio por la demanda presentada contra Podemos por la exlíder del partido en Cantabria, Rosana Alonso, y otros dos miembros de su Dirección se celebrará este próximo miércoles, 27 de marzo, después de que fuera aplazado por estar de baja médica el abogado de la formación morada.

Se desarrollará a partir de las 9.30 horas en el Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Santander (Sala 11 del edificio nuevo de Salesas). En la demanda por vulneración derechos fundamentales (el de sufragio pasivo) los tres podemitas piden la anulabilidad de la resolución del comité electoral de Podemos Cantabria que invalidó sus candidaturas a las primarias del partido para elegir a los representantes en las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo.

Los demandantes, Rosana Alonso y los exresponsables de Organización y de Feminismos de su equipo, David González y Belén Milán, consideraron el retraso del juicio un intento de Podemos para ir aplazándolo y evitar celebrar primarias para elegir al candidato 'morado' el 28A, extremo que finalmente se ha producido, al designar la dirección a Mónica Rodero como cabeza de cartel.

Alonso y los otros dos demandantes fueron inhabilitados para concurrir a los comicios internos para conformar la candidatura a las elecciones autonómicas de este año.

En el juicio, están llamados a declarar como testigos los diputados José Ramón Blanco y Verónica Ordóñez, propuestos por Podemos.

También, a propuesta de esa misma parte habían sido llamados como testigos varios miembros del Comité de Salud y Seguridad Laboral que elaboraron el informe que consideraba probado que Blanco había acosado laboralmente a tres compañeras de partido -la propia Verónica Ordóñez; la secretaria general de Podemos Santander, Lydia Alegría, y una exresponsable de prensa del partido- que así lo habían denunciado internamente.

En dicho informe se concluía también que la diputada nacional y entonces secretaria general de Podemos Cantabria, Rosana Alonso, y los que eran los responsables de Organización y de Feminismos de la Dirección liderada por ésta, David González y Belén Milán, respectivamente, trataron de ocultar las denuncias por acoso laboral contra Blanco, con lo que no habrían cumplido el código ético de la formación.

De hecho, señalaba que los tres habrían incluso interferido en la investigación iniciada para esclarecer los hechos. En base a las conclusiones de ese informe, los tres demandantes fueron inhabilitados por el Comité Electoral de Podemos para presentarse a las primarias del partido para conformar la candidatura a las elecciones autonómicas de 2019.

Esto hizo que la única aspirante a encabezar la lista de la formación a las elecciones autonómicas de 2019 fuera Verónica Ordóñez, algo que Alonso y su equipo querían evitar. Al no haberlo logrado, llevaron el conflicto a los tribunales.

Tras las acciones judiciales emprendidas por Alonso, González y Milán, el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Santander paralizó de forma cautelar el proceso de elecciones primarias de Podemos Cantabria para conformar la candidatura a las elecciones autonómicas de 2019, quedando condicionado a la presentación de la demanda que los tres -Alonso, González y Milán- han interpuesto y que es la que llegará a juicio este 27 de marzo.

A raíz de todo lo ocurrido, la Dirección estatal impuso una gestora para gestionar el partido en Cantabria en sustitución de Rosana Alonso y su equipo.

Además, la crisis interna provocó la extinción del grupo Podemos del Parlamento de Cantabria ya que Ordóñez decidió abandonarlo, pasando a ser diputada no adscrita, aunque sigue representando a Podemos en la Cámara.

Tras la salida de Ordóñez del grupo, los que eran los otros dos integrantes del mismo, el propio Blanco y Alberto Bolado, tuvieron que pasar al grupo mixto al no ser número suficiente para mantenerse como grupo propio. Podemos abrió expediente sancionador contra ambos como primer paso para expulsarles de la formación morada.

LA REPRESENTACIÓN DE LA PARTE DEMANDANTE NO HA PROPUESTO TESTIGOS

Por la parte demandante no se ha propuesto de cara al juicio a ningún testigos ya que consideran que es una cuestión documental, no de testigos.

De hecho, la parte demandante impugnó la lista de testigos propuesta por Podemos pero sin éxito, ya que la juez no admitió esta pretensión.

El pasado 7 de febrero, hubo una audiencia previa entre las partes pero no se llegó a "ningún acuerdo" con lo que se señaló la fecha del juicio para hoy, que ahora ha sido pospuesta 20 días.

Lo que solicitan Alonso, González y Milán es que se les restituyan sus candidaturas para concurrir a los comicios internos del partido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.