Palacio de Justicia
Imagen del Palacio de Justicia de Cartagena. GOOGLE STREET VIEW

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Murcia, con sede en la localidad de Cartagena, ha absuelto a un hombre de 58 pese a considerar probado que abusó de la hija de su pareja durante ocho años, porque el delito ha prescrito, informa La Opinión de Murcia

Los hechos ocurrieron a partir de 1992, cuando la víctima tenía 5 años de edad. Vivía con su madre y el novio de ésta, y cada vez que la mujer se ausentaba, él sometía a la niña a tocamientos y la obligaba a que le hiciese felaciones, diciéndole que su pene era "como un chupa-chups". Según la sentencia, cuando la menor tenía 12 años, la violó: la llevó a su habitación, la desnudó y pese a los lloros de ella, la penetró, advirtiéndole después de que si decía algo la mataba a ella y a la madre.

Ya en 2015, cuando la víctima tenía 28 años, denunció los hechos. El Ministerio Público pedía penas que sumaban 18 años de cárcel y una indemnización de 15.000 euros. Pero era tarde.

"Es indudable el carácter especialmente odioso de los hechos enjuiciados y declarados probados, el reprobable comportamiento del acusado. Pero no podemos condenarlo porque el delito prescribió y por tanto, debemos declarar extinguida, por prescripción, su responsabilidad penal", recoge la sentencia, según La Opinión.

Consulta aquí más noticias de Murcia.