La actriz y cantante Barbra Streisand ha sido duramente criticada por justificar los supuestos abusos sexuales de Michael Jackson a menores y que denuncia el documental Leaving Neverland a través de dos de sus víctimas Wade Robson y James Safechuck.

"Sus necesidades sexuales eran sus necesidades sexuales, provenientes de la infancia que tuvo o del ADN que tenga", ha indicado Streisand en una entrevista en The Times.

"Se puede decir que fueron abusados, pero esos niños, como les escuché decir (a Robson y Safechuck) estaban encantados de estar allí. Ambos se casaron y tienen hijos, así que eso no los mató", agregó.

Asimismo, Streisand aseguró que se siente mal "por los niños. Me siento mal por él (Michael Jackson). Yo culpo, supongo, a los padres, que permitieron que sus hijos durmieran con él", sentenció

Tras el aluvión de críticas generado por estas polémicas declaraciones, Streisand ha publicado un comunicado en su página web para aclarar sus palabras: "Para que quede claro, no hay ninguna situación o circunstancia en la que sea correcto que alguien se aproveche de la inocencia de los niños".