Los equipos debían llegar al día del torneo con sus argumentaciones preparadas tanto a favor como en contra ya que, momentos antes de su participación, se sorteaba qué posición debía defender cada uno de los dos equipos que se enfrentaban para llegar fases hasta la final. Durante el transcurrir del torneo, los equipos han llegado a tener que defender las dos opciones, a favor y en contra. Cada equipo estaba formado por cuatro personas, según ha informado la Junta en una nota.

Los parámetros evaluados por el jurado han sido, entre otros y en lo que se refiere al fondo, la verdad y veracidad de los argumentos, la diversidad argumental, la línea argumental definida, la profundidad de los argumentos, la diversidad de evidencias o las citas de autoridad teórica.

En lo referente a la forma, los jurados han valorado la naturalidad y expresividad, el dominio del espacio, el contacto visual, el dominio sobre la voz y los silencios, los comienzos cautivadores y finales contundentes o la agilidad y claridad en las respuestas. También se ha tenido en cuenta el equilibrio entre los miembros del equipo, el uso correcto del lenguaje y la disponibilidad al acercamiento de posturas.

Las intervenciones de los equipos tenían la siguiente cadencia: el equipo a favor hacía su exposición inicial, dando paso al equipo en contra. A continuación, ambos equipos tenían dos turnos para refutar la exposición inicial. Finalmente, la conclusión cerraba el debate media hora después de su inicio.

A la fase final del torneo llegaron ocho equipos, concretamente el IES Ángel Ganivet, que luego resultaría ganador y el IES Padre Manjón, que quedó en segunda posición. Los otros seis equipos que alcanzaron la última fase fueron el IES Alhama de Alhama de Granada, el IES Alcrebite de Baza, el IES Federico García Lorca de Churriana de la Vega, el IES La Contraviesa de Albuñol, y los IES Alhambra y Severo Ochoa, de la capital.

Tras su victoria, el IES Ganivet representará a Granada en la siguiente fase, la autonómica, que tendrá lugar en abril en Priego de Córdoba. Allí se encontrarán los ganadores de cada una de las provincias andaluzas y de allí saldrá un equipo ganador que participará en la edición nacional.

El torneo de debate, en su fase local y autonómica, está regulado por la Consejería de Educación y Deporte que define el concurso como "una actividad académica y no una mera competición". El I Torneo de Debate Educativo ha nacido con el afán de permitir la participación de los y las estudiantes andaluces en un foro de discusión y diálogo.

Consulta aquí más noticias de Granada.