El fiscal solicita para el procesado una condena de tres años y dos meses de cárcel y el pago de una multa de 120 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La detención se remonta a la tarde del 24 de abril del pasado año cuando una patrulla de la Policía Nacional detectó la presencia del encausado frente a un portal de la calle San José mientras miraba en todas direcciones, tanto a los viandantes como a los vehículos que circulaban por la zona, y no cesaba de llamar con insistencia a los timbres del edificio.

Ante su actitud sospechosa, los funcionarios identificaron al individuo y durante el cacheo practicado se incautaron de una cartera de color negro, que el propietario intentó ocultar, y en cuyo interior portaba seis envoltorios de plástico con un total de 3,37 gramos de cocaína con un valor de 440 euros que, según entiende el fiscal, estaban destinados para su venta a terceras personas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.