No tener efectivo ya no será una excusa para dejar un donativo en una iglesia. Los más generosos ahora podrán sacar su tarjeta de crédito y aportar una cantidad.

En España hay 120 terminales digitales preparados para ello, uno de los primeros ha sido instalado ya en la catedral de Cádiz. "Si quieren dar un donativo hay que ponérselo fácil", asegura una trabajadora de la catedral.

Aunque algunos feligreses reconocen que todavía les resulta raro, otros aseguran que les parece una opción más "cómoda". "Adaptarse o morir", sentencia otro visitante de la catedral de Cádiz.

No es que el cepillo de toda la vida vaya a desaparecer, sino que se trata de ofrecer también la opción digital. "Con el papa que tenemos ahora, la evolución es evidente", opina otro gaditano a las puertas de la catedral.

Parroquias y hermandades tienen la opción de sumarse a los nuevos tiempos. Los que ya la han instalado aseguran que los feligreses son más desprendidos con la tarjeta de crédito.