La edil ha estado presente en el primer taller de formación para que trabajadores municipales sepan emplear este dispositivo, una actividad formativa que se ha celebrado en el centro de mayores Juan de la Fuente.

El Consistorio ha adquirido 30 ejemplares destinados a "utilizarse completando la maniobra de Heimlich en casos de atragantamiento" y los distribuirá por las dependencias del Consistorio, con prioridad para las escuelas infantiles municipales y dependencias con más presencia de niños, como Centros de Acción Social (CEAS) y ludotecas, así como espacios donde se desarrollan actividades con personas mayores.

No obstante, la previsión del Ayuntamiento es "en un futuro próximo" ampliar esta cantidad de dispositivos para actuar ante un atragantamiento en otros edificios municipales de Salamanca.

En concreto, pueden ser utilizados en caso de asfixia por atragantamiento como primeros auxilios a cualquier persona, independientemente de la edad, enfermedad, trastorno u otra condición relacionada con la salud. "Con poca formación, cualquier persona puede utilizar este dispositivo", ha remarcado el Consistorio tras la visita.

Para facilitar su uso, el Ayuntamiento ha puesto en marcha cursos que recibirán agentes de Policía Local, Bomberos, personal de las escuelas infantiles y personal municipal en general, a quienes también se les aportarán conocimientos sobre la maniobra de Heimlich que se realiza de forma manual para evitar la asfixia por atragantamiento.

Estos talleres se impartirán también a empleados de la hostelería y el comercio de la ciudad. Además, la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca pondrá sus instalaciones a disposición de cursos de formación sobre primeros auxilios, ha indicado el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.