...Tribunales.- Cr
...Tribunales.- Cr POLICÍA NACIONAL

Según el escrito de acusación al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos que se enjuician parten de las investigaciones que, a finales de septiembre de 2015, iniciaron agentes de la UDYCO Central-Brigada Central de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía cuando detectaron que se estaban introduciendo importantes cantidades de productos químicos -utilizados normalmente en laboratorios clandestinos de extracción, síntesis, elaboración, procesamiento y corte de cocaína-, en una finca rural a las afueras de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

El lugar localizado por los investigadores estaba rodeado por terrenos agrícolas, con muy poco tránsito y apenas vecinos próximos. Además, el perímetro se encontraba delimitado por un vallado que impedía el acceso y que dificultaba la visión del interior.

Tras meses de investigaciones -en los que se descubrió que para

transportar el estupefaciente utilizaban vehículos "caleteados" que ocultaban en garajes de Madrid hasta el momento de ser utilizados-, en junio de 2016 finalmente se desarrolló un dispositivo detener a los seis acusados que ahora se sientan en el banquillo, llevado a cabo con el apoyo del Grupo Especial de Operaciones (GEO).

'ZULO' BAJO LA FINCA

Una vez localizado este enclave, los agentes investigaron a las personas que entraban y salían de la finca. Estas indagaciones permitieron a los policías comprobar que los integrantes de la organización, residentes en su mayoría en la Comunidad de Madrid, se dedicaban a la venta de importantes cantidades de estupefacientes.

Los seis acusados utilizaban un 'zulo' excavado bajo tierra para ocultar los productos químicos y todo el material necesario para la elaboración de la droga, lugar en el que los investigadores encontraron abundante material necesario para la elaboración de la droga y 1.000 litros de precursores, sustancias sintéticas y varios vehículos.

En el interior de la finca donde tenían instalado el laboratorio se comprobó que los arrestados, con anterioridad, habían intervenido en el aeropuerto de Alicante 327.500 euros a otro miembro de la organización cuando regresaba a España procedente de Rotterdam (Países Bajos).

Solo tres de los acusados -E.A.P.M., A.G.C., E.B.A- permanecen en prisión desde el 23 de junio de 2016, mientras que el presunto cabecilla -J.R.P.V.- entró en prisión en esa misma fecha pero salió el 22 de mayo de 2017.