MARÍA JOSÉ SUÁREZ
La modelo María José Suárez, en 2019. GTRES

A veces pueden sonar a excusa, pero en otras ocasiones emitir un comunicado es la única forma de lavar tu propia imagen. Eso ha debido pensar María José Suárez sobre las informaciones y los rumores que se estaban fraguando tras su detención en el aeropuerto a su llegada de República Dominicana el pasado martes.

La ex Miss España regresaba del viaje cuando, desde el aeropuerto de Madrid, la Policía la llevó retenida. Tal y como relataban las distinas informaciones, al ser registrado su pasaporte, en el Control de Aduanas, se observó el impago de dos multas.

Como no había hecho frente a ellas, la diseñadora fue detenida y escoltada por los agentes hasta los Juzgados de Plaza de Castilla, donde fue fichada y le tomaron declaración.

Hasta allí se personó su representante legal, con idea de intervenir en los trámites burocráticos y conseguir la liberación de Suárez, que estaba viviendo una pesadilla tras su tranquilo vuelo transoceánico.

Pero la realidad ha sido algo distinta gracias a su comunicado. Al parecer, todo comenzó porque le perdieron las maletas, hecho que habría propiciado que la propia modelo se dirigiese a la Policía para interponer la pertinente denuncia de objetos perdidos.

Fue en ese momento en el que se le advirtió que tenía sin pagar una multa de tráfico, lo que supuso una enorme sorpresa para ella.

Gracias al comunicado del letrado D. Antonio Fermín, ahora se sabe que dicha sanción de tráfico le llegó a su domicilio en Sevilla el pasado 23 de enero, "no teniendo ella constancia de la misma ya que mi representada se encontraba residiendo en esos momentos en su domicilio de República Dominicana".

El comunicado especifica incluso que fue a las 7.30 h. cuando María José Suárez se puso en contacto con la Policía y que pocas horas después el asunto estaba más que resuelto.

Además, finaliza asegurando que "no tiene ninguna deuda pendiente con ninguna Administración Pública" por lo que ruega "cesen las informaciones" que puedan dañar su imagen.