Keith Flint
Fotografía de archivo del cantante de The Prodigy, Keith Flint, durante un concierto en el Festival Les Vieilles Charrues en Carhaix, Francia. EFE/ Hugo Marie

Después de casi tres semanas de su muerte, han aparecido al menos dos murales en homenaje al cantante de The Prodigy, Keith Flint. El artista, figura icónica de la banda, fue hallado muerto el pasado 4 de marzo en su domicilio en la localidad de Dunmow, en Essex (Inglaterra). Más tarde su entorno confirmó que se había suicidado.

Los homenajes en su recuerdo se sucedieron por parte de propios y extraños, pero lo que más ha llamado la atención son los murales de algunos artistas callejeros que le han querido rendir homenaje.

La primera que apareció fue la del artista local John Bulley que cubre una pared completa y muestra a Flint cantando. La pieza ha sido titulada Twisted Animator, nombre en torno a la letra de uno de los mayores éxitos de The Prodigy, Firestarter.

Se encuentra localizado debajo de un puente ferroviario en la calle principal de la ciudad costera Southend-on-Sea, el homenaje se encuentra cerca de la ciudad de Great Dunmow en Essex, donde vivió el músico, y fue encargado una funcionaria de la ciudad, Alison Dewey.

"Pensé que podría ser un buen homenaje a un brillante líder de Essex y yo, como muchas personas de mi generación, nos encantó The Prodigy", declaró Dewey a un diario local.

El otro apareció este jueves y es obra del artista callejero Nathan Murdock. Este pintó la imagen de Flint con cabello verde brillante y con su lengua en una pared en la ciudad de Cambridgeshire. En una entrevista con la BBC, asegura que tardó dos días en hacerlo porque "tenía que hacerlo bien".

"Es mi homenaje personal", dijo. "He visto a la banda un montón de veces, pero la vi por última vez en diciembre. Escuchas muchas historias trágicas sobre la muerte de personajes famosos, pero esta fue la primera vez que significó algo para mí".