Alfonso Guerra impartiendo una ponencia.
Alfonso Guerra impartiendo una ponencia. EDUARDO PARRA/EUROPA PRESS - Archivo

El exvicepresidente del Gobierno socialista, Alfonso Guerra, ha señalado este jueves en medio del conflicto por los lazos amarillos independentistas que los dirigentes catalanes "tienen una obcecación tremenda", por lo que ha dudado de que al president de la Generalitat catalana, Quim Torra, "le funcione la cabeza" y de su predecesor, Carles Puigdemont, ha dicho que "está trastornado".

"Es escandaloso ver a Torra burlándose de las instituciones" ha afirmado Guerra en una entrevista en RNE preguntado por la decisión del president de la Generalitat, Quim Torra, de aceptar la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar los lazos amarillos, cuyo plazo vencía este miércoles, para reemplazarlos por unos de color blanco. "A este hombre, o no le funciona la cabeza o es un barullán tremendo", ha afirmado Guerra sobre Torra.

A este respecto, ha señalado que hay "hartazgo" de la población con la crisis catalana y con la figura del expresidente de la Generalitat catalana en Bélgica, Carles Puigdemont. "Lo harto que se puede estar, entre este trastornado que está en Waterloo que parece un nuevo Antonio Pérez hablando contra España como en el siglo XVII", ha ironizado.

Los "constitucionalistas" no pactan entre sí

Así, Guerra ha reprobado que partidos que se autodenominan "constitucionalistas" como Ciudadanos, PP y PSOE "busquen aliarse con los no constitucionalistas en lugar de tener algún acuerdo entre ellos", para solucionar la crisis en Cataluña y "mimen" a formaciones "anticonstitucionalistas".

El político ha querido recordar al presidente de la formación naranaja, Albert Rivera, que "hay que tener como objetivo el favorecer a los ciudadanos", criticando la decisión anunciada por Ciudadanos de no pactar con el PSOE independientemente de los resultados de las elecciones del 28 de abril.

"¿Cómo va a vetar a un partido si firmó un acuerdo con él?", ha observado en referencia al acuerdo entre ambas formaciones en 2016. Así, el exdirigente socialista ha propuesto que para brindar "amparo" al pueblo catalán en su conjunto, "se les arrebate algunos puestos de responsabilidad a los nacionalistas, como, por ejemplo, la alcaldía".

Equipara el 23F al procés

Guerra, que era diputado en el Congreso cuando el 23 de febrero de 1981 el teniente coronel Antonio Tejero irrumpió en la cámara, pistola en mano, intentando perpetrar un golpe de Estado, ha manifestado que "en esencia" tanto el 23F como el Procés tienen "la misma gravedad" ya que, a su juicio, "son dos actos que intentan arrebatar la soberanía nacional a quien la tiene".

De este modo, Guerra ha subrayado que son dos actos "claramente" en contra del Estado de Derecho. "Unos ocupando el parlamento, otros, decidiendo que una parte de España deja de España dejar de estar en España", ha zanjado.