De acuerdo con los estudios realizados, en el primero de los tramos, comprendido entre los puntos kilométricos 28+400 y 28+620, se colocará un apantallamiento de hormigón fonoabsorbente de dos metros de altura.

En el segundo se instalará un apantallamiento de 52 metros de longitud y dos de altura sobre el desmonte del ramal de salida del enlace de Mareo, en la zona correspondiente a los puntos kilométricos 30+845 y 30+897 de la autovía y, dejando un solape entre pantallas, se continuará con una de 152 metros de largo y 4 de altura entre los puntos kilométricos 30+893 y 31+045. En total, se cubrirán 200 metros entre los kilómetros 30+845 y 31+045.

Las pantallas propuestas para esta zona serán de hormigón fonoabsorbente para alturas inferiores a 2 metros, con el propósito de evitar que resulten dañadas en las labores ordinarias de conservación. Además, para completar toda la altura se instalarán paneles metálicos.

El proyecto incluye el desmontaje de la barrera de seguridad actual, un paso necesario para la ejecución de las obras, y su posterior recolocación. No obstante, en algunos tramos la barrera existente no se puede volver a aprovechar, dado que no dispone de un ancho compatible con la instalación de las futuras pantallas. Por tanto, se sustituirá por una nueva que cumpla con los parámetros oportunos, han explicado desde el Gobierno regional.

Consulta aquí más noticias de Asturias.