Así, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que la plantilla ya ha comenzado a "abrir el barco" y que los inspectores del armador se han desplazado durante esta semana al astillero con el objetivo de que todo esté preparado para retomar los trabajos la próxima semana y, de este modo, se pueda entregar el ferri a la naviera Armas.

Además, ha detallado que los empleados han recibido el pago lineal de 1.000 euros comprometido y que, a lo largo de la próxima semana, cobrarán las nóminas de octubre y noviembre adeudadas, así como la de marzo. En abril y mayo recibirán los abonos correspondientes a esos meses y, a la entrega del buque -fijada para el 28 de mayo-, se les pagarán los cuatro meses restantes adeudados.

Estos cobros se realizan en virtud de un acuerdo alcanzado en una reunión celebrada a principios de este mes en la Xunta con el comité de empresa de Vulcano y los sindicatos Comisiones Obreras (CC.OO.), Confederación Intersindical Galega (CIG) y Unión General de Trabajadores (UGT), a la que también asistieron representantes del astillero, Pymar (que participa en la financiación), Xesgalicia y el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape).

A mediados de febrero, la plantilla ya había aceptado cobrar dos de las cinco nóminas que les debía Vulcano y recibir las restantes una vez que se terminase el buque, una solución planteada tras la movilización de los empleados en las calles de Vigo.

REUNIÓN DE PYMAR

Además, el representante de industria de CC.OO., Celso Carnero, ha detallado que este jueves se reúne el consejo de Pymar para "dar el visto bueno" a la finalización de los trabajos y ha indicado que los encargados de obra de la industria auxiliar ya se han desplazado al astillero para evaluar la situación.

En cuanto a la situación de las empresas acreedoras, estas habían propuesto un pago inicial del 35 por ciento de la deuda y el abono del 50 a la entrega del ferri, así como un 15 por ciento comprometido a la solvencia del astillero, pero el Banco Santander (propietario del buque) había rechazado estas cifras.

Así, la entidad insistía en que la última parte alcanzase el 25 por ciento, en que el abono inicial fuese del 30 y en que el 45 por ciento restante se entregase cuando se finalizase el barco.

La industria auxiliar había cifrado el importe total de la deuda en 5,2 millones de euros y había criticado que la propuesta del banco no se realizase por escrito.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.