El príncipe Harry y Meghan Markle
El príncipe Harry y Meghan Markle, en un acto el pasado 16 de enero. GTRES

La casa de apuestas Beftair quiere jugar con todo tipo de posibilidades en cuanto al embarazo de Meghan Markle.

El sexo del futuro miembro de la realeza inglesa es una de los principales apuestas. Aunque la mayoría no duda de que se tratará de una niña, después de las pistas que la prensa ha visto (ya sea por las flores del bautismo o por las declaraciones de Markle), como recoge Vanitatis.

El nombre es otro de los juegos más llamativos y favoritos. La casa de apuestas se decanta por Diana si es niña y en homenaje a la fallecida madre del príncipe Harry. Si fuera un niño el nombre favorito es Arthur.

Otros nombre que suena fuerte es Victoria, debido a la historia de la casa real británica. Hasta los posibles padrinos son motivo de apuesta, en esta categoría figuran Amal Clooney o Misha Nonoo.

La casa de apuestas también apunta la fecha del nacimiento yse decantan por primavera y los días 21 y 23 de abril.