Orlando Bloom
El actor británico Orlando Bloom, a su llegada a los premios Bafta 2018. EFE

Hará cerca de un mes, Orlando Bloom y Katy Perry anunciaban su compromiso vía Instagram. Tamaña noticia conllevaba, obviamente, muchísimas especulaciones: desde cómo había sido la petición de matrimonio, algo que ya desvelaron, hasta si vivirán juntos...

Y la respuesta a ese interrogante parece estar más cerca, porque el actor de la trilogía de El señor de los anillos ha puesto en venta su mansión de Beverly Hills, en Los Ángeles, por el "módico" precio de 8,9 millones de dólares. Es decir, 7.832.811,53 millones de euros.

Las especulaciones ya hablan de que la pareja está buscando una nueva vivieda para compartir su vida, pero no hay confirmación oficial por ninguna de las dos partes. Lo que sí ha salido a la luz son los detalles de la casa del intérprete, cortesía de Variety.

La residencia, que el célebre Will Turner de Piratas del Caribe compró en 2017 y por 7 millones de dólares al arquitecto mexicano Miguel Ángel Aragonés, fue remodelada por este mismo.

Extravagancia minimalista

Su cometido fue transformar una vivienda con un estilo marcadamente deudor de los ranchos de los años 50 en una "lujosa extravagancia minimalista con reminiscencias de los hoteles-boutique de Miami Beach", según la publicación.

Esta nueva disposición posee, en solo una de las plantas, tres suites más un dormitorio adicional, cuatro baños y más de 370 metros cuadrados. A esto hay que añadir una piscina a la que se puede acceder por uno de los dormitorios, la sala de estar, la sala de la televisión y la cocina.

Toda la casa está intercomunicada por una pasarela exterior hecha de madera y que tiene espacios para mesas y hamacas. Bloom renovó la zona de spa, incluyendo más bancos y un hogar de leña cerca de la piscina.

A todo ello habría que añadir una terraza en el dormitorio principal, un patio interior y, a tenor de una de las fotografías ofrecidas por Variety, vistas al océano Pacífico.

La posibilidad de una mudanza

Puede ser que haya sido Katy Perry quien haya convencido a Orlando Bloom para vender su casa... pero no comprar otra. Porque la cantante posee diversas residencias precisamente en Beverly Hills.

Allí tiene su vivienda principal, que le costó 19 millones de dólares en 2017, y a la que sumó una casa de invitados muy cerca de allí por 7,5 millones.

Lo más curioso, sin embargo, es la extraña batalla judicial que está librando por hacer efectiva su compra de un convento gótico de estilo español medieval. Aunque es poco probable que ese sea el destino del matrimonio Bloom-Perry.