Greenpeace organiza una recogida de plásticos en la playa de Sa Ràpita para denu
Greenpeace organiza una recogida de plásticos en la playa de Sa Ràpita para denu GREENPEACE

En el trabajo, que publica 'Nature Communications', han imitado el comportamiento de las bacterias capaces de descomponer sustancias tóxicas para después alimentarse, como es el caso de la 'Pseudomonas putida', que puede digerir los hidrocarburos aromáticos.

Antes de que estos contaminantes entren en su metabolismo primero han de pasar por un proceso de "cocinado", es decir, hace falta hacerlos apetecibles y de fácil asimilación.

Las mismas bacterias son capaces de convertir los hidrocarburos aromáticos en alimento a partir de unas enzimas especiales que contienen hierro y que ellas mismas producen.

A partir de estas enzimas, las bacterias realizan un proceso para combinar los tóxicos con oxígeno, y, como consecuencia, producen compuestos que, una vez metabolizados, les aporta energía o les permite reproducir nuevas células bacterianas.

Este proceso natural protagonizado por algunas bacterias ha inspirado a los investigadores a convertir contaminantes ambientales en productos químicos susceptibles de ser reutilizados.

Hasta ahora, la comunidad científica desconocía algunos detalles de este proceso de oxidación enzimática porque se produce muy rápidamente.

Consulta aquí más noticias de Girona.