R. Kelly
El cantante R. Kelly, tras salir en libertad bajo fianza de la cárcel del condado de Cook, en Chicago (EE UU). Tannen Maury / EFE

"La familia lo es de por vida". Con ese texto, el rapero norteamericano R. Kelly ha subido un vídeo a Twitter felicitándole el vigésimoprimer cumpleaños a su hija, que le llamó públicamente "monstruo".

Joan Kelly, que se hace llamar Buku Abi para alejarse del apellido paterno, se pronunció así en redes sociales tras conocerse las acusaciones de abuso sexual que pesaban sobre su padre y sobre las que él mismo aseguró: "Eran los padres quienes me ofrecían a sus hijas".

El cantante, que hace poco ingresó en prisión por segunda vez en 2019 por no pagar la manutención de uno de sus hijos (acumulaba una deuda de 141.000 euros), le canta en el vídeo el famoso Happy birthday seguido de unas palabras.

"Feliz cumpleaños, pequeña. Papi te ama, te quiere. No importa lo demás, te quiero mucho", le dice justo antes de mandarle un beso R. Kelly a su hija, quien a su vez quiere estar más lejos de su padre, al que asegura no haber visto ni hablado en años.

Ver esta publicación en Instagram

Wow, I’m really out here, 21, HAHAHHHaaahHAHAHA BITCH I MADE IT. 21 21 21 21. Yerrrrrrrr.

Una publicación compartida de Buku Abi (@bu.k.u) el19 Mar, 2019 a las 10:16 PDT

El rapero, de 52 años, salió de la cárcel después de que se pagara su fianza anónimamente. Sobre él pesan 10 cargos por abuso sexual a cuatro mujeres, con el agravante de que tres de ellas eran menores de edad.

Él siempre se ha declarado inocente de dichas acusaciones, asegurando que está "luchando" por sus derechos y por estar cerca de sus hijos en entrevistas en varios programas de televisión estadounidenses, donde también han hablado con su hija o con su exmujer.

R.Kelly fue absuelto de posesión de pornografía infantil en 2008, dato que ha vuelto a salir a la luz tras una docuserie del canal Lifetime llamada Surviving R. Kelly ("Sobreviviendo a R. Kelly").

Necesita dinero

Este viernes tiene que presentarse de nuevo ante el tribunal para enfrentarse a dichos cargos y, en dicha visita, R. Kelly quiere aprovechar para pedirle a los jueces que le dejen viajar a Dubái para dar un par de conciertos.

La razón que alegará es que no tiene nada de dinero y que lo necesita, pero según el documento de apelación del tribunal del condado de Cook, el rapero también planea conocer a la familia real de Emiratos Árabes.

Amén de que tiene el pasaporte retenido, R. Kelly ha sido "silenciado" de diversos servicios de streaming como Spotify por sus acusaciones y en base a la nueva política de las compañías contra el odio.