Prospecciones Ordesa
Trabajos en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. GAAM

Investigadores del Grupo de Arqueología de Alta Montaña (GAAM) han descubierto las pinturas prehistóricas a mayor altitud y más septentrionales conocidas en la Península Ibérica, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca) en dos abrigos en el valle de Góriz a 2.200 metros de altitud.

Este hallazgo ha tenido lugar como parte del proyecto “Arqueología del Pastoralismo en el bien Pirineos Monte Perdido, Patrimonio Mundial", impulsado por la Comarca de Sobrarbe/Geoparque Mundial Unesco Sobrarbe-Pirineos y financiado por el Ministerio de Cultura, y en el que también participan la Universidad Autónoma de Barcelona y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

7000 años de antigüedad

Javier Rey, codirector del proyecto, explica a 20minutos.es que estas pinturas datan de la era neolítica, y tienen una antigüedad estimada de alrededor de 7000 años, ya que fueron realizadas entre el 4000 y el 5000 AC.

Según Rey, estas muestras de arte prehistórico, que se corresponden con el llamado "arte esquemático ibérico", son de carácter simbólico, y representan de manera muy sencilla escenas típicas de la actividad económica de sus autores, como la caza, la recolección o la ganadería, en las que la figura humana y los animales cobran el protagonismo.

Precisamente, las pinturas fueron realizadas por pastores que, como aún hoy ocurre, acudían a la zona en la época de verano, cuando los pastos podían ser aprovechados (debido a la altitud del valle, el frío imposibilitaba los asentamientos permanentes en invierno). Estos ganaderos primitivos utilizaban estos abrigos como refugio para ellos y sus rebaños.

Arqueología del pastoralismo

El GAAM, bajo la dirección de Javier Rey (Gobierno de Aragón), Ignacio Clemente (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y Ermengol Gassiot (Universidad Autónoma de Barcelona), lleva desde 2015 realizando trabajos de prospección en el interior del Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido como parte de este proyecto, que ya han permitido documentar numerosos yacimientos arqueológicos de diferentes épocas, como el descubierto en 2015 en las proximidades del pueblo de Fanlo, a 1650m de altitud.

Precisamente, tal y como explica Javier Rey, los investigadores del GAAM ya habían encontrado evidencias de la presencia de arte pictórico en estos abrigos del valle de Góriz, aunque no fue hasta que se realizaron las prospecciones del verano de 2018 que, finalmente, pudieron identificar estos paneles como tales.

Las pinturas, expone, se encuentran en diferentes estados de conservación, aunque en su mayoría son lo bastante nítidas como para identificar claramente lo que representan, y simplemente han perdido algo de intensidad en su coloración, de tono rojo/anaranjado.

Los resultados de esta investigación serán presentados en Boltaña en el marco de las IV Jornadas de Arqueología de Sobrarbe, los días 22, 23 y 24 de este mes, según informan los organizadores en una nota de prensa.

Lo más interesante del hallazgo es el lugar dónde se ha realizado y su altitud, ya que aporta una nueva prueba de la presencia de poblaciones humanas en las zonas más altas del Pirineo ya desde épocas antiguas de la prehistoria.

Así, se suma al conjunto de yacimientos de la comarca de Sobrarbe en Aragón y en el resto del levante español, que conforman el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial por la Unesco.