Azotado en público en Indonesia
Un hombre recibe latigazos en público, acusado de mantener relaciones sexuales sin estar casado, en Banda Aceh, Indonesia. Hotli Simanjuntak / EFE

Cinco parejas recibieron este miércoles entre 10 y 20 golpes con una vara de madera como castigo por verse a solas sin estar casados en la provincia de Aceh, la única de Indonesia que se rige bajo la interpretación radical de la sharía o ley islámica.

El castigo se ejecutó en un escenario en el exterior de la mezquita en la calle Tengku Abdurrahman de la capital provincial, Banda Aceh, y ocho de los condenados recibieron cuatro azotes menos debido al tiempo que pasaron detenidos, según presenció un fotógrafo de Epa/Efe.

Cuatro parejas fueron acusadas de ikhtilat, o mantener relaciones afectivas sin estar casados, y una de khalwat, reunirse en un espacio privado a solas sin haber contraído matrimonio. El delito de ikhtilat conlleva un máximo de 30 varazos y el de khalwat un máximo de 10 bajo la última revisión de la sharía, que se implantó en 2015.

Al evento público acudió el alcalde de Banda Aceh, Aminullah Usman, y una multitud en la que había niños y que grabó el castigo con teléfonos móviles.

Azotados en público en Indonesia

Varias personas graban con el móvil el castigo público a latigazos contra cinco parejas en Banda Aceh, Indonesia. Foto: Hotli Simanjuntak (Efe).

Apuestas, alcohol, sodomía

Otros delitos tipificados en esta ley incluyen la apuestas, beber o comerciar con alcohol, relaciones extramaritales o sodomía, delitos que conllevan un máximo de 200 azotes con una vara de ratán, especie de palmera trepadora de uso similar al mimbre.

Aceh comenzó a regirse con la sharía a comienzos de 2000 como concesión del Gobierno central para que abandonase sus aspiraciones independentistas y avanzar en el proceso de paz con el grupo armado separatista Movimiento para la Liberación de Aceh.

A comienzos de 2018, el Gobierno provincial anunció que llevaría los azotes en público a las cárceles, sin embargo solo se implementó en contados municipios y hasta el momento continúan los castigos en las plazas públicas.

Indonesia es el país con la mayor población musulmana del mundo, con el 88% de sus más de 260 millones de habitantes, que en su mayoría practican una forma moderada del islam, aunque activistas denuncian un aumento de la influencia de los radicales.