Funeral por jóvenes palestinos en Nablus
Una multitud acompaña en la ciudad cisjordana de Nablus los cadáveres de Raed Hamdan y Zaid Nouri, tiroteados por el Ejército israelí al repeler un ataque con explosivos de los jóvenes palestinos. Alaa Badarneh / EFE

Al menos un palestino murió y otro resultó herido este miércoles tras ser tiroteados por las fuerzas de seguridad israelíes en las proximidades de un puesto de control situado cerca de la localidad de Belén, en Cisjordania, informa Europa Press.

El Ministerio de Sanidad palestino identificó al fallecido como Ahmed Gamal Mahmud Manasra, de 26 años, quien fue tiroteado por causas que se desconocían aún este miércoles por la noche, cerca de la aldea de Al Jadr, según las informaciones recogidas por la agencia palestina de noticias WAFA.

El suceso tuvo lugar horas después de que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) condenara lo que ha descrito como la "ejecución sumaria" de tres palestinos tras sendas operaciones llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad israelíes en Cisjordania.

En una primera operación, llevada a cabo durante la noche del martes, las fuerzas israelíes mataron al sospechoso del ataque perpetrado el domingo en los alrededores del asentamiento de Ariel, que se saldó con la muerte de un soldado y un civil israelíes.

Posteriormente, agentes israelíes mataron a dos palestinos que habían lanzado artefactos explosivos contra soldados apostados cerca de la Tumba de José, en la localidad cisjordana de Nablus.

En respuesta, la miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) Hanan Ashrawi señaló que "el asesinato criminal y extrajudicial" de tres palestinos en "ejecuciones sumarias" es "ilegal bajo el Derecho Internacional".

Asimismo, dijo que estos incidentes "muestran la intencionalidad criminal de las fuerzas israelíes, que siguen actuando con impunidad y un desprecio abyecto por el derecho básico a la vida del pueblo palestino".

Funeral multitudinario

Alrededor de mil palestinos participaron este miércoles en Nablus en los funerales de dos jóvenes abatidos por las fuerzas israelíes, tras atacarlas con artefactos explosivos desde un coche en movimiento, informa Efe.

Raed Haman, de 21 años, y Zaid Nouri, de 20, lanzaron los explosivos contra las fuerzas israelíes que protegían la entrada de fieles judíos a la Tumba de José y que respondieron con fuego a los agresores, tras lo que arremetió contra ellos "un vehículo militar de ingenieros", informó el Ejército. El coche quedó destrozado y "los atacantes murieron", señaló la nota castrense.

Los jóvenes fueron despedidos por sus familiares y allegados entre banderas palestinas y del partido nacionalista Al Fatah en un multitudinario evento que comenzó como una ceremonia oficial con varios disparos al aire, como es tradicional en los funerales militares.

Además, se convocó una huelga general en Nablus y en Salfit, un pequeño pueblo de la zona del que era originario uno de los muertos, y se suspendieron las clases.

Durante la jornada de luto estallaron enfrentamientos entre jóvenes palestinos y fuerzas israelíes, contra las que estos tiraron piedras, como ocurrió en el puesto de control militar conocido como DCO, junto a Ramala y Al Bire, en la región central de Cisjordania.

También se registraron disparos contra un autobús israelí en Cisjordania, que no dejaron heridos pero sí causaron pánico entre los viajeros.