Paula Echevarría y David Bustamante
Paula Echevarría y David Bustamante en el colegio de la hija de ambos durante la función navideña. GTRES

Llueve sobre mojado. La ruptura matrimonial de David Bustamante y Paula Echevarría sirvió para demostrar que lo que era amor pronto se convirtió en animadversión o tensión. Cuentan –y no acaban– que los enfrentamientos entre la expareja se producen con una asiduidad heladora.

Al parecer, recientemente ha habido crispación, molestia y hasta una discusión entre ellos que les habría llevado a tomar la decisión de no verse, ni siquiera para realizar aquellas gestiones en las que, hasta el momento, se veían obligados a tener cierta compenetración.

En concreto, me insisten en que sigue habiendo diferencias irrecuperables en asuntos de primer nivel y que les competen directamente a ambos. A pesar de que ellos niegan la mayor y desaciertan al sostener que no hay renglones torcidos entre ellos, la realidad es tan diferente que, incluso, David Bustamante ha dejado de seguir a la madre de su hija en las redes sociales. Una muestra más de que cualquier tiempo pasado fue siempre mejor.